El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez Parrilla se encuentra en la ciudad de Nueva York con vistas a su participación en la votación de la Asamblea General de las Naciones Unidas contra el bloqueo, que no pudo celebrarse el pasado año por la crisis sanitaria internacional.

El informe «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba», se presentará ante las Naciones Unidas el venidero día  23 de junio.

Rodríguez Parrilla sostuvo  en el día de ayer un encuentro, que consideró de «fructífero» con el presidente de la 75 Asamblea General de las Naciones Unidas, señor M. Volkan Bozkir,  en el que ratificó el  compromiso de la isla con la defensa del multilateralismo y el respeto a la carta de la ONU.

El canciller cubano a la par destacó en su cuenta en Twitter la acción de esta organización internacional «en la búsqueda de soluciones colectivas a los desafíos globales», y añadió que «Cuba ha enfrentado los efectos económicos y epidemiológicos de la COVID-19 y el recrudecimiento oportunista del bloqueo de EEUU».

Igualmente reiteró que «cada medida vigente del gobierno estadounidense atenta contra la salud y la vida de millones de cubanos», los cuales son víctimas del bloqueo económico, financiero y comercial que durante seis décadas han impuesto a la mayor de las Antillas  las administraciones de la Unión.

Esta violación flagrante del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas, que obstaculiza ilegalmente el desarrollo de la nación insular ha sido condenada  durante más de 25 años por la comunidad internacional.

El informe sobre  el bloqueo denunciará que las 242 medidas impuestas por el expresidente Donald Trump durante  el periodo de su mandato, se mantienen aún vigentes, incluso, aquella mediante la cual aparece la mayor de las Antillas en la lista del Departamento de Estado que  incluye a las naciones supuestamente   patrocinadoras del terrorismo.

Precisa asimismo el texto oficial, que la aplicación del genocida bloqueo   ha  causado daños ascendentes a 144 41,4 millones de dólares. «Tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional, el bloqueo ha provocado perjuicios cuantificables  por  más de un billón  98,8 millones de dólares».

Igualmente declara que Cuba se vio imposibilitada de comprar ventiladores pulmonares mecánicos, mascarillas, kits de diagnóstico, gafas protectoras, trajes, guantes, reactivos y otros insumos necesarios para el enfrentamiento a la COVID 19. «La disponibilidad de estos recursos puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte para los pacientes portadores del virus, así como para el personal de la Salud que los atiende».

Teniendo en cuenta las históricas  y crecientes muestras de apoyo que ha recibido Cuba a lo largo de este periodo de injusto bloqueo por parte de ciudadanos de todo el orbe, Rodríguez Parrilla expresó: «Confiamos en el respaldo de la comunidad internacional para el cese de esta política inhumana y violatoria de la Carta de la ONU».

Texto: Redacción Bienvenidos