Científicos y expertos analizaron en días pasados en el espacio Mesa Redonda de la televisión nacional las nuevas variantes del SARS-CoV-2 que se encuentran circulando  en la isla.

La doctora. C. María Guadalupe Guzmán Tirado, presidenta de la Sociedad Cubana de Microbiología y Parasitología y jefa del Centro de Investigaciones, Diagnóstico y Referencia del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri (IPK), inició su intervención precisando que  durante la inevitable multiplicación de  los virus se producen errores y surgen las mutaciones, que son equivocaciones que dan lugar a las variantes genéticas.

Informó que hoy se reconocen cuatro variantes   de preocupación  en el mundo y que pueden conducir a mayor severidad o transmisibilidad: Alfa, que se notificó en el Reino Unido, Beta en Sudáfrica, Gamma en Japón y Delta en la India.

Comentó que la vigilancia genómica, que consiste en vigilar cómo cambia el genoma del virus, se está haciendo a nivel mundial y en Cuba también,  y permite estudiar la evolución del virus e identificar variantes asociadas a mayor transmisión, severidad y escape a la respuesta inmune, y tomar decisiones, desde el punto de vista epidemiológico.

La Delta es la variante de mayor preocupación

«La Delta es la variante de mayor preocupación y es la que se espera que se va a imponer en el mundo en las próximas semanas. Representa otro incremento en contagiosidad sobre el resto de las variantes, incluidas   Alfa y Beta», significó la experta.

Añadió que esta cepa está extendida a más de 110 países de varias regiones geográficas, y está asociada a más del 90 por ciento de los casos en el Reino Unido y Rusia, más del 20 por ciento en Francia y 30 por ciento en Estados Unidos .

Subrayó que en el pasado mes de junio  esta variante fue declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como variante de preocupación, y ya hoy es considerada la más transmisible, con un 64 por ciento de incremento frente a  Alfa, que es entre 40 y 50 por ciento más transmisible respecto al virus original de Wuhan.

Igualmente afirmó que la variante Delta plus,   es otra variante Delta pero que tiene una mutación adicional que podría tener un impacto en el escape a la respuesta inmune, y aún se encuentra en estudio.

En cuanto a Cuba anunció  que paulatinamente  se ha incrementado la circulación de nuevas cepas en todas las provincias del país, hasta llegar a la cifra de 16 en la actualidad, en que predomina la variante Beta que es la que se notificó en Sudáfrica, aunque en el mes de junio pasado se incrementó la presencia de la variante Delta, reconocida internacionalmente como la más trasmisible. 

Dicha cepa se ha detectado en La Habana, Villa Clara, Holguín, Ciego de Ávila y con más casos en Matanzas, todos asociados a enfermos graves y críticos; en total se han identificado 76 personas con esta variante, a las que se suman todos los contactos de los mismos que son posibles infectados; entre las muestras procesadas de Holguín, Villa Clara y Matanzas, entre el primero y el 7 de julio el 64 por ciento es Delta. 

«Este proceso es dinámico;  si una variante entra a una provincia donde no estaba, se puede imponer o no, por eso hay que seguir vigilándola», explicó la doctora

Candidatos vacunales cubanos VS nuevas variantes

Seguidamente reiteró la necesidad de cumplir con todas las medidas higiénicas y epidemiológicas, y expresó:

«No quiero que se piense que con  estas variantes ya no hay nada que hacer y no es así; todas las organizaciones  internacionales, todos apostamos porque las vacunas sí van  a resolver, pero tenemos que tener una cobertura elevada de vacunación y el país está trabajando intensamente en este sentido, pero hay que unir a la vacunación las medidas de seguimiento que se han divulgado, y como población en este sentido  también tenemos que trabajar(…) Lo vamos a lograr, pero lo lograremos más rápido si mantenemos las medidas de contención por una parte y   avanzando en la vacunación».

Hizo referencia a las dudas que tiene la población acerca de la eficacia de las vacunas frente a los nuevas variantes y aseguró: «Las vacunas funcionan pero hay que dar espacio a que tengamos una masa de vacunados y lo vamos a lograr».

Cada vez que un virus muta es para hacerse más infectivo

Por su parte  el doctor Narciso Argelio Jiménez Pérez, especialista de segundo grado en medicina interna e intensiva, máster en Infectología y profesor auxiliar del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri (IPK), llamó la atención acerca de los aspectos epidemiológicos que muchas veces explican el comportamiento de las enfermedades.

Expuso que cada vez que un virus muta es para hacerse más infectivo; esta  variante Delta provoca que un individuo infectado contagie a otras seis personas «por eso se impone con relativa  facilidad y muy rápido», apuntó.

Dijo luego que « es unánime el criterio  de que la repercusión clínica de esta variante está relacionada con la alta incidencia que provoca, al  infectar a más personas hay mayor probabilidad de severidad y de mortalidad».

Se necesita obligatoriamente una vacunación global

Asimismo enfatizó en que «al ser la población el incubador del virus se necesita obligatoriamente una vacunación global o de lo contrario el virus continuará mutando (…) Ningún país estará seguro hasta tanto no se logren  estas coberturas de vacunación a nivel global».

Alertó a la par que la vacunación tiene que ser la solución «pero a la vacuna hay que ayudarla, si no hay responsabilidad individual y cumplimiento de las medidas no se cumple el objetivo».

Analizó del mismo modo que los virus sacan ventajas en su evolución  mejorando la capacidad de replicarse lo cual favorece su entrada a las células, la infectividad y la trasmisión, y lo más importante es que escapa a la respuesta innata  lo que se traduce en un incremento de la incidencia de la enfermedad.

Compartió que en la comunidad científica se discute sobre la certeza de que a su vez provoque una mayor severidad, «pero de lo que no hay duda es  que el incremento de la incidencia explica con sobradas razones, porque es muy significativo, el hecho de que haya más graves y muertos, y no se descarta que el virus per se pueda producir mayor severidad de la enfermedad».

Afortunadamente, en nuestra estrategia se planificaron tres dosis

En este momento de su intervención aludió a un tema que despierta grandes interrogantes,  y es cómo afectan estas variantes la neutralización, tanto en sueros de convalecientes como los anticuerpos que se producen, y comunicó que en  la variante Delta, ocurre que las vacunas ven afectada su eficacia.

« ¿Tiene que cundir el pánico con eso? No. Afortunadamente, en nuestra estrategia se planificaron tres dosis»  con lo que se  logra una mayor concentración de anticuerpos.

Acerca de las manifestaciones clínicas señaló que las mutaciones tienen impacto en la fase aguda y en la convalecencia, y que es una enfermedad que evoluciona por fases; la primera, de replicación viral; la siguiente, pulmonar, y por último una procoagulante, y además tienen mucha importancia clínica los fenómenos trombóticos.

«Muchos convalecientes vienen a las consultas preocupados por las vacunas y la reinfección, algo que era raro, pero que podría no ser tan raro a partir de ahora con las nuevas variantes a nivel internacional».

Concluyó su intervención aseverando: «Puede haber la cepa más mala del mundo, pero si usted logra no infectarse con el autocuidado y la responsabilidad individual, esa cepa no significa nada para usted».

Texto: Redacción Bienvenidos