Cienfuegos, la ciudad marina que debes descubrir
Cienfuegos, la ciudad marina que debes descubrir
Cienfuegos, la ciudad marina que debes descubrir
Cienfuegos, la ciudad marina que debes descubrir
Cienfuegos, la ciudad marina que debes descubrir
Cienfuegos, la ciudad marina que debes descubrir

Una de las ciudades más enigmáticas de la caribeña isla de Cuba es, sin duda, Cienfuegos. La belleza única de la Perla del Sur, como es conocida esta villa colonial, la convierte en uno de los destinos más visitados del país y en un lugar al que siempre querrás regresar.

Llena del misticismo propio de una isla en la que el realismo mágico caribeño encuentra su origen, Cienfuegos alberga leyendas tan singulares como la de la Dama Azul, el fantasma de Doña Leonor de Cárdenas que recorre en las noches la fortaleza del Castillo de Jagua, y el de la hermosa Mari Lope, la joven convertida en flor que murió, indomable, a manos de un pirata. Cada una de estas leyendas refleja el espíritu de la ancestral ciudad, en la que el mar se convierte en el protagonista de su historia.

La villa de Cienfuegos fue fundada en 1819 y, desde su origen, se caracterizó por una cultura y arquitectura francesas, lo que la diferencia inmediatamente de las otras villas fundacionales cubanas. Esta característica se debe a que el teniente coronel Louis Du Clouet, colono francés al servicio de la corona, se enamoró de la zona que rodea la bahía y pidió permiso al Gobernador de la isla para fundar un nuevo asentamiento. Bajo el nombre de Fernandina de Jagua nace la ciudad, un homenaje al rey Fernando VII y al cacicazgo aborigen local. Diez años después, la Fernandina sería nombrada Villa y cambiaría su nombre a Cienfuegos.

Una de las principales características de la urbe son sus calles cuadriculadas y perfectamente alineadas, rodeadas de edificios neoclásicos de una belleza impactante. A los que recorren las calles cienfuegueras no les es difícil enamorarse de una ciudad que sorprende en cada esquina con la muestra de una cultura profundamente arraigada. La vista abrumadora que regala el Paseo del Prado es incomparable. Considerada la avenida más larga del país, la calle es una muestra de lo más impactante de la arquitectura local que se levanta a tu alrededor con estilos mudéjar, gótico, bizantino y barroco, en un abanico ecléctico que llega hasta las hermosas aguas de la bahía.

Una vez frente al mar es más fácil comprender las razones por las que Cienfuegos atrapa a sus visitantes. La mezcla perfecta entre la vida marina y la cosmopolita que se puede experimentar en esta ciudad resulta de un atractivo innegable y se respira en cada movimiento, comida criolla y anécdota que podamos escuchar.

Una de las figuras más famosas de esta villa es Benny Moré, el Bárbaro del Ritmo, quien recibe a los visitantes en medio del Paseo y les da la bienvenida a la ciudad que más le gustó a él. Desde el Boulevard, el Palacio de Valle y la Catedral de Cienfuegos, hasta el Malecón, el Palacio Ferrer y el Teatro Tomás Terry, recorrer las calles cienfuegueras es descubrir, a cada paso, la poderosa historia cultural de una de las más deslumbrantes urbes cubanas.

Texto y fotos: Bienvenidos