La Marca, cambiando la narrativa del tatuaje en Cuba
La Marca, cambiando la narrativa del tatuaje en Cuba
La Marca, cambiando la narrativa del tatuaje en Cuba
La Marca, cambiando la narrativa del tatuaje en Cuba
La Marca, cambiando la narrativa del tatuaje en Cuba
La Marca, cambiando la narrativa del tatuaje en Cuba
La Marca, cambiando la narrativa del tatuaje en Cuba
La Marca, cambiando la narrativa del tatuaje en Cuba

La Marca abrió sus puertas en 2015 y marcaría por siempre el panorama artístico de Cuba al ser el primer estudio de tatuajes en la capital que da espacio a artistas de este género y que se convierte, además, en galería abierta para jóvenes artistas y proyectos sociales locales. Con sus fundadores, Leo Canosa y Ailed Duarte, conversó Bienvenidos.

¿Cómo fue la experiencia de inaugurar este negocio en La Habana?

El sueño de Leo Canosa, artista del tatuaje con más de 20 años de experiencia, siempre fue el de abrir un estudio que reuniera diferentes representantes del arte corporal y se especializara en técnicas variadas del tatuaje. Este estudio sentaría las bases para la creación de otros similares en el país, siempre desde un punto de vista artístico en el que las pautas de la higiene del tatuaje estuvieran bien marcadas. El espacio que ocupa La Marca es ideal para una galería y el estudio ha podido unir el tatuaje con las artes visuales y otras manifestaciones artísticas y ofrecer un servicio cultural más completo. Para el público, nos convertimos en un acontecimiento. La convocatoria en las redes sociales, el manejo y planificación de nuestras primeras acciones y las expectativas que se crearon nos ayudaron a convertirnos en el fenómeno cultural que somos hoy en día.

A inicios de 2020 organizaron el evento Puraguja, Arte corporal en Cuba en Fábrica de Arte. ¿Qué experiencia dejó este evento y qué significa para el futuro del arte corporal en Cuba?

El evento Puraguja fue la culminación de un sueño. En Cuba, nunca se había logrado reunir en un mismo espacio a tantas manifestaciones del arte corporal y a artistas de tantas regiones. En Fábrica de Arte el público tuvo acceso a aristas de esta manifestación tan variadas como el piercing, el body painting, el cuidado de la piel, la estética afro y las modificaciones corporales en general. La convocatoria para el evento fue anónima, se eligió a cada participante por su obra y se priorizó la calidad artística ante todo.

¿Qué llevó a un taller de arte corporal a mantener la proyección social que tiene La Marca y cuáles son sus proyectos futuros?

El posicionamiento comunitario y social de La Marca está estrechamente vinculado a la visión de sus miembros. El estudio busca siempre involucrarse con su comunidad y La Habana Vieja tiene una riqueza cultural enorme, está llena de personas ávidas de espacios artísticos con los que involucrarse. Creamos talleres para que los niños estén en contacto directo con propuestas artísticas, promovemos el cuidado y protección de los animales y creamos eventos de recaudación de fondos y campañas de esterilización. Muchos de los talleres que ofrecemos están vinculados con la Oficina del Historiador de La Habana y gracias a la cartera de proyectos aprobada por el Consejo de Administración Municipal de La Habana Vieja, tendremos acceso a un nuevo local para realizar proyectos socioculturales y de desarrollo local.

Texto: Bienvenidos / Fotos: Cortesía de La Marca