Cuba se reafirma como destino seguro y se prepara para el reinicio de la operación turística nacional e internacional.

En la segunda parte de la Mesa Redonda de hoy, dedicada a la preparación del sector del turismo para la próxima reapertura de las fronteras de la isla a partir del 15 de noviembre, y el reinicio de la operación turística participaron junto a Juan Carlos García Granda, ministro de Turismo, María del Pilar Macías, directora general de operaciones y calidad del Ministerio de Turismo, y la delegada de ese organismo en Matanzas, Ibis Fernández Peña.

María del Pilar Macías precisó que se flexibilizan los protocolos de entrada al país, pero los implementados en el sector turístico se refuerzan, para que de conjunto con la vacunación masiva en el país se pueda garantizar el control de la pandemia, y enfatizó en que a partir de estos cambios la seguridad gana un mayor peso en los estándares de calidad, pues quizás pueda convertirse en uno de los motivos que definan la realización de los viajes.

Recordó el protocolo que en alianza concibieron el Ministerio de Salud Pública y el que encabeza, para lo cual tuvieron en cuenta las recomendaciones de las organizaciones mundiales del Turismo y de la Salud, las operadoras establecidas en el país y los touroperadores de los principales países emisores.

El protocolo en cuestión es el programa de Turismo más higiénico y seguro, (T+HS) cuyo propósito es cumplimentar los nuevos estándares que requiere la existencia de la COVID-19, y mediante el cual las instalaciones que cumplen con los requisitos definidos son certificadas.

Ya han sido conferidos 2 259 certificados de T+HS, de estos 563 a instalaciones del sector privado, y subrayó que este proceso exige capacitación, revisión y autodiagnóstico.

Explicó entonces que estos protocolos contemplan medidas como el empleo de medios de protección (mascarillas y guantes); distanciamiento físico mediante mamparas, y con la alerta de la señalética; colocación de sustancias para la desinfección de manos y superficies y el uso del uniforme solo en las instalaciones hoteleras.

A la par se programará la mayor cantidad de opcionales y actividades de animación al aire libre observando la distancia adecuada entre personas, y en restaurantes, bares y cafeterías se disminuirá la capacidad.

Por otra parte, la funcionaria comunicó que 45 mil trabajadores del turismo ya están vacunados, y en la administración de dosis de refuerzo están incluidos de manera preferente. Simultáneamente, se prioriza este proceso en los polos de Guardalavaca, en Holguín, y Trinidad en Sancti Spíritus.

Protocolos de entrada al país

Los protocolos de entrada al país definen que se exigirá a los turistas que arriben a las terminales aéreas el certificado de vacunación, y aquellos que no lo posean, deberán presentar un resultado negativo de PCR realizado dentro de las 72 horas antes de su llegada.

Como acciones centrales de estos protocolos está la vigilancia de pacientes sintomáticos y la toma de temperatura; igualmente se realizarán pruebas diagnósticas de manera aleatoria, y si algún viajero resulta positivo a la enfermedad, está previsto su traslado a un hotel-hospital para su atención médica y necesario aislamiento.

Turismo en Matanzas apuesta por elevar los estándares de calidad en sus instalaciones

Por su parte Ibis Fernández Peña, delegada del Ministerio de Turismo en Matanzas, se refirió a la apertura durante la crisis sanitaria en su provincia de 79 centros de aislamiento, 68 de ellos en entidades del Campismo Popular y funcionan de igual manera 49 centros de cuarentena para viajeros y 21 instalaciones hoteleras se convirtieron en hospitales.

La delegada del Turismo en Matanzas expresó que «No hemos renunciado al desarrollo y por eso planificamos cerrar el año con 4800 habitaciones de alto estándar».

Como un ejemplo de la elevación de la calidad del servicio y el confort en las instalaciones turísticas de Matanzas, mencionóla conectividad por vía Wi-Fi en los aeropuertos internacionales y en las instalaciones turísticas.

Cuba: no solo como un destino de sol y playa

Juan Carlos Garcia Granda, ministro de Turismo comentó que queda mucho trabajo por hacer antes del 15 de noviembre, y que han analizado las necesidades con el Ministerio de Salud Pública y con los gobiernos de cada territorio, para comenzar a operar también el turismo nacional.

«Tenemos que abrir la red hotelera y extrahotelera con los protocolos, con los aforos determinados, con la participación responsable de todos los trabajadores y Varadero será un ejemplo de esto; ya hemos coordinado para que los matanceros comiencen a disfrutar de las instalaciones de ese destino cuando estén creadas las condiciones, que será pronto», pronosticó.

Seguidamente declaró que el Ministerio de Turismo y todas las entidades que participan de la operación turística «debemos interiorizar la responsabilidad que tenemos con la adecuación y el cumplimiento estricto de los protocolos, el auto cuidado, establecimiento de todos los controles necesarios, sostener la actividad turísticas con altos estándares de calidad y de satisfacción para lograr una posición competitiva en el área».

Hacia el final de la emisión dio a conocer que el organismo que lidera ha trabajado intensamente con otros ministerios y organismos y puso el ejemplo del Ministerio de Cultura.

«Queremos lanzar el país no solo como un destino de sol y playa, queremos que la motivación del viaje a Cuba sea cultural».

García Granda culminó su intervención con el anuncio de la celebración en el país, el próximo año, del Congreso Mundial de Coctelería, hecho inédito en América, y para el cual ya han confirmado su participación más de 60 naciones.

Compartió además que el Comité Organizador de la IV Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible, ha confirmado el Hotel Nacional de Cuba como sede oficial del encuentro que tendrá lugar el venidero mes de diciembre.

« Esto es gracias al reconocimiento que tenemos en cuanto al diseño, supervisión, evaluación e implementación de protocolos de turismo accesible e inclusivo».

Al concluir, ratificó el compromiso de todos los trabajadores que participan en la actividad turística en el país de garantizar un destino seguro, sin drogas, sin crimen organizado, un destino de paz.

Texto: Redacción Bienvenidos