El Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) ha dado a conocer una nota aclaratoria acerca de las medidas de Control Sanitario Internacional vigentes en las terminales aéreas del país al arribo de viajeros precedentes del exterior.

El organismo sanitario asegura que los viajeros deben presentar a su llegada un documento impreso de un resultado negativo de PCR-RT a COVID-19, expedido por un laboratorio certificado de su país de origen; solo los infantes menores de dos años de edad están libres de esta medida y de la realización de dicho test en Cuba.

La presentación del documento que acredite la vacunación del viajero, con uno de los inmunógenos aceptados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), no lo dispensa de la presentación de la constancia de resultado de PCR-RT negativo a SARS-CoV-2.

Esta precaución se deriva de que las vacunas no impiden que el sujeto se infecte con el virus y lo trasmita, y además porque aún Cuba no tiene un porciento alto de inmunización en su población.

De igual modo los viajeros internacionales que arriban por el aeropuerto José Martí de La Habana deben permanecer en aislamiento en una institución designada o en un hotel, durante cinco noches y seis días.

A la llegada se realizará una prueba COVID-19, cuyo resultado se obtiene entre 24 y 48 horas; luego se practica otro PCR-RT al quinto día, contando el día en que llegó, y posteriormente, de resultar negativo, es dado de alta del aislamiento.

Por otra parte, las personas que entren al país por las terminales aéreas Juan Gualberto Gómez, de Matanzas, y Jardines del Rey en Cayo Coco, Ciego de Ávila, cumplimentarán un período de aislamiento obligatorio de 14 noches en instalaciones hoteleras.

En cuanto a los trabajadores de los aeropuertos, transporte y personal del turismo a su llegada y a la salida del centro donde laboran, se realizará una pesquisa obligatoria, y a la par se practicará de manera sistemática test de antígeno a aquellos de mayor exposición.

A propósito de los viajes de Cuba con destino a Estados Unidos, el comunicado refiere, que los viajeros procedentes de Cuba que no estén vacunados, podrán ingresar a territorio estadounidense previa presentación de resultado negativo de una prueba de COVID-19, realizada 72 horas antes de viajar y no tendrán que permanecer en cuarentena.

El MINSAP aclara en su nota, que en las actuales circunstancias el turismo de ciudad no está permitido, y quienes arriban a la capital deberán cumplir los protocolos de aislamiento según corresponda a empresarios y técnicos extranjeros o diplomáticos, así como los estudiantes extranjeros.

El comunicado también explica que la Tasa Sanitaria e implementada por el Ministerio de Finanzas y Precio en la Resolución 293 del 2020, contribuirá a financiar los costos en que se incurren por los servicios de Control Sanitario Internacional que realizan las autoridades de Salud Pública en los aeropuertos, puertos y marinas internacionales de Cuba en aplicar las medidas higiénico-sanitarias a las personas que arriben al territorio nacional.

Añade que los seguros médicos están diseñados para que cubran los costos en que se incurren en la atención médica en el caso de que una persona enferme durante su estancia en el país y esto está dirigido al turista extranjero y otros viajeros cubanos que residen permanentemente en el exterior.

Texto: Redacción Bienvenidos

Foto: Rodolfo Blanco Cué/ACN.