20 de octubre: Día de la Cultura Cubana
20 de octubre: Día de la Cultura Cubana
20 de octubre: Día de la Cultura Cubana
20 de octubre: Día de la Cultura Cubana

Cada 20 de octubre la mayor de las Antillas celebra el Día de la Cultura Cubana, en ferviente evocación a igual fecha de 1868, en que por vez primera se cantó el Himno Nacional en una plaza de la oriental Bayamo.

El 13 de agosto de 1867, los luchadores independentistas Francisco Vicente Aguilera y Francisco Maceo Osorio, en el contexto de los preparativos de la futura insurrección, encargaron a Pedro (Perucho) Figueredo que creara un himno que fuese «La Marsellesa de los revolucionarios cubanos».

Perucho solicitó al músico Manuel Muñoz Cedeño que realizara la instrumentación de la pieza para interpretarla sin letra, con el fin de mantenerla en secreto pues conminaba a los cubanos a luchar por la independencia de la patria.

Se aprovechó la cercana festividad del Corpus Christi, el 11 de junio de 1868, y fue interpretada en la Parroquial Mayor y durante la procesión.

El 10 de octubre Carlos Manuel de Céspedes en su ingenio La Demajagua, dio la libertad a sus esclavos quienes junto a él se levantaron en armas para alcanzar la independencia de la Metrópoli española; sus tropas liberaron a la ciudad de Bayamo que se convirtió en la primera capital de la República en Armas.

El 20 de octubre de 1868, Perucho Figueredo, en medio de la hoy llamada Plaza del Himno de Bayamo, y sobre su caballo, dio a conocer la letra de La Bayamesa, que fue de mano en mano hasta asegurar un gran coro que estremeció el alma de todos los presentes partidarios de la soberanía.

El Cubano Libre, órgano del Ejército Libertador, en su número 4, del 27 de octubre de 1868, publica la letra de «La Bayamesa. Himno patriótico cubano», que contenía las dos estrofas con que hoy se entona el canto de combate.

En el mes de enero de 1869, los españoles amenazan con tomar Bayamo. Sus habitantes al reconocer que no podían hacer frente a un enemigo tan superior en hombres y armamento deciden el día 12, incendiar la ciudad antes de entregarla a la guardia colonial.

El fuego redujo a cenizas la hermosa urbe, y con ella, la partitura original de La Bayamesa, pero tanto había calado en el corazón de los cubanos que estos continuaron cantándola y conservándola en su letra y música mediante la tradición oral.

El 10 de noviembre de 1869, durante una visita de Perucho Figueredo a la finca Santa María de El Camagüey, propiedad de la familia Morel, la hija de los dueños, la joven Adela, le pidió al combatiente y compositor, que le copiara la música y la letra del himno.

Perucho Figueredo, Mayor General del Ejército Libertador, cayó en manos de soldados españoles al año siguiente y fue fusilado el 17 de agosto en Santiago de Cuba; a las balas se enfrentó cantando La Bayamesa.

Adela Morel atesoró en secreto la partitura que el patriota le regalara, hasta 1912, que se crea el Museo Nacional, la dona a la institución; desde 1971 es el Museo Nacional de la Música guardián de la simbólica partitura.

José Martí, en medio de la organización de la Guerra del 95, decide rescatar La Bayamesa y ampliar su conocimiento por parte de todos los cubanos; indica al músico y patriota camagüeyano Emilio Agramonte su transcripción al pentagrama, reproduciendo los recuerdos de varios de los emigrados en Estados Unidos.

A fines de 1898, el compositor José Antonio Rodríguez Ferrer fue encargado de armonizar, orquestar e interpretar el Himno de Bayamo, con cuya ejecución se daría recibimiento en Guanabacoa al primer contingente militar cubano que arribaba a La Habana, concluida la contienda bélica, hecho que conmocionó a los patriotas y a todos los asistentes.

En la Convención Constituyente de 1900-1901 La bayamesa fue interpretada y declarada oficialmente Himno Nacional de la República de Cuba, a la vez que se izó y formalizó como Bandera Nacional, la llamada «bandera de la estrella solitaria».

Desde el año 1980 se celebra en toda la isla el Día de la Cultura Cubana, con un vasto programa de acciones en el que artistas, ciudadanos y visitantes festejan y rinden homenaje al himno patriótico que ha acompañado cada contienda nacional y que es símbolo de cubanía y amor patrio.

Textos: Bienvenidos / Fotos: Archivo