La Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos (CSMC) arriba al décimo aniversario de su fundación con el propósito de ensanchar su cartera de exportaciones en todas las modalidades de negocios, y certificar e impulsar la acreditación de las clínicas internacionales.

«Nos proponemos ser una organización de su tiempo: moderna, eficiente, flexible, inteligente, competitiva y esencialmente humana», declaró la presidenta de la CSMC, Yamila de Armas, durante el acto central por la celebración de tan importante fecha, y añadió que «10 años de compromiso con la vida es aún más compromiso», y que ahora, con la experiencia acumulada y la motivación renovada, los trabajadores de la CSMC, integrales e integrados, piensan como país «poniéndole corazón a Cuba».

Se dio a conocer en el encuentro también, que entre las prioridades de la institución figuran implementar su estrategia de informatización y fortalecer las alianzas con otros organismos nacionales, el encadenamiento productivo y la gestión integrada de la mercadotecnia.

De Armas, compartió que durante el año 2020, las exportaciones de servicios de salud fueron el 50 por ciento de las exportaciones de servicios, y estas a su vez, el 80 por ciento de las exportaciones totales del país.

La directiva trasmitió el compromiso de mantener la contribución de la CSMD al desarrollo de la economía nacional, a través del quehacer de su amplia red de ventas conformada por 150 empresas en más de 50 países, e igualmente del aporte devenido del acceso y cobertura de los servicios de salud a nivel internacional.

El viceministro de Salud Pública, Luis Fernando Navarro, presente en al acto, resaltó que en el pasado año la CSMC cumplió con el plan de ingresos a nivel nacional, lo que significa un gran logro para la entidad.

La ceremonia fue contexto perfecto para la entrega del sello Mérito al humanismo, sensibilidad y solidaridad, que confiere el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud y el Ministerio de Salud Pública a Luis Enrique Pérez Ulloa, jefe de la brigada Henry Reeve que prestó servicios en el Principado de Andorra, y Rubén González Izquierdo, médico de la brigada Henry Reeve que laboró en el Estado de Kuwait.

La Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, perteneciente al Ministerio de Salud Pública de Cuba, se encarga de ofrecer una propuesta integral para la exportación de servicios médicos y académicos.

La labor de la CSMC, en alianza con otras instituciones médicas y biotecnológicas cubanas, ha favorecido el logro de un servicio de excelencia en el turismo médico, que se hace efectivo por la existencia de un robusto sistema de salud y el desarrollo científico y tecnológico alcanzado en la mayor de las Antillas.

Texto: Redacción Bienvenidos