Las autoridades sanitarias cubanas afirmaron hoy en La Habana que la estrategia aplicada con las vacunas nacionales ha funcionado y a la par anunciaron que se espera que en el mes de noviembre alrededor del 90 por ciento de la población complete su esquema de inmunización.

Todo lo anterior fue dado a conocer en conferencia de prensa encabezada por José Angel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, y Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma, en la cual se actualizó sobre el proceso vacunatorio en la isla y se explicó que además se mantienen en estudio dosis de refuerzo.

Portal Miranda, expuso que hasta el 10 de octubre, el país superaba ampliamente los indicadores mundiales de personas inmunizadas, tanto con esquema completo como parcialmente; añadió que se han aplicado 22 982 462 dosis de vacunas, el 86,1 por ciento de la población total de Cuba ha recibido al menos la primera dosis de uno de los inmunógenos, mientras que, en cuanto a las personas vacunables, esta cifra se eleva al 98,4 por ciento.

De gran importancia, opinó, es que el 55,8 por ciento de la población completó ya su esquema de inmunización, y el 63,7 por ciento de las personas vacunables han sido inmunizadas.

Cuba el país con mayor velocidad de vacunación diaria en el mundo

«Estas cifras colocan a Cuba como el país de las Américas con más alto por ciento de vacunación y es la nación con mayor velocidad de vacunación diaria en el mundo», subrayó el titular de Salud.

Recordó igualmente que toda la red asistencial y de instituciones de la salud han estado dedicadas a la atención a enfermos y sospechosos, desde el inicio de la epidemia en el país, y se incorporaron nuevas unidades como es el caso de los laboratorios de biología molecular que existían 4 y en la actualidad se cuenta con 27 en todo el territorio nacional.

«Cuba tiene el 0.3 por ciento de los casos de COVID-19 diagnosticados en el mundo; hay 15 284 casos activos, y la letalidad se mantiene por debajo de la del mundo y de la región de las Américas», apuntó Portal Miranda.

El galeno rememoró que la entrada en marzo de la variante beta incrementó los casos positivos, situación que se recrudeció entre abril y mayo con la aparición de delta que junto a beta, predominaron de julio a septiembre, mes este en que el total de las muestras secuenciadas correspondieron a la variante delta.

«Ello coincidía con la velocidad de transmisión que estábamos enfrentando de la enfermedad, y fue también en este escenario que comenzó a desarrollarse la estrategia de vacunación. Es decir que nuestras vacunas comenzaron a aplicarse durante el predominio de la variante beta y luego de la variante delta que es la que se mantiene en estos momentos predominando en el país», especificó el titular de Salud y agregó que ya en septiembre se logró detener el ritmo acelerado de crecimiento de los casos y en octubre se ha desacelerado el nivel de contagios.

Por otra parte, hizo énfasis en que Cuba pertenece al reducido grupo de naciones que han logrado desarrollar proyectos de vacunas específicas contra el SARS-CoV-2, contando en la actualidad con tres vacunas aprobadas por la autoridad regulatoria nacional para su uso de emergencia, y otros dos candidatos en etapa de ensayo clínico.

Argumentó que en paralelo a la vacunación masiva de la población, se inició la de las personas convalecientes, un componente de la estrategia de inmunización cubana único en el mundo, y continúa la estrategia de seguimiento a los pacientes que sufrieron la enfermedad; llamó la atención Portal Miranda de que esta acción alcanza una mayor connotación en momentos en que la Organización Mundial de la Salud ha reconocido la post COVID-19, como enfermedad.

El 92 por ciento de los niños cubanos de más de dos años tienen ya una primera dosis

Se dio a conocer en el encuentro que la cifra de población cubana vacunable en edad pediátrica (2-18 años) es de 1 912 470, de la cual ya recibió la primera dosis el 92 por ciento, y próximamente un número considerable completará su esquema de vacunación.

«Cuba no solo desarrolla una campaña de vacunación anti COVID pediátrica inédita, al ser el único país que ha podido vacunar de manera masiva a sus niñas y niños a partir de los dos años de edad, sino que será el primer país en abrir las aulas con todos sus alumnos vacunados», aseguró Portal Miranda.

Impacto de los inmunógenos cubanos

En esta última etapa pandémica, en Cuba se realizan como promedio 40 mil pruebas diarias, y además se está empleando un test de antígeno muy sensible que permite identificar a los contagiados.

«Hemos estado brindando información permanente y con transparencia a la población sobre el comportamiento de la epidemia, hemos estado caminando el país, visitando los territorios con las situaciones epidemiológicas más complejas y evaluando en el terreno el comportamiento de la enfermedad y dando solución a un grupo de problemas», señaló el titular.

Compartió a continuación, que en la semana que cerró el sábado 9 de octubre, se observa una disminución de un 27.7 por ciento en los casos diagnosticados respecto a la semana anterior (10 344 casos menos), fundamentalmente autóctono; todos los territorios del país disminuyeron los contagios.

La cifra de pacientes ingresados ha venido disminuyendo y en esta semana se mantienen activos 16 975 casos, con una reducción de un 28,8 por ciento (menos 6 857) respecto a la semana anterior. En estos momentos los casos activos son cerca de 15 200, y todos los territorios muestran una reducción.

En la última semana se produjeron 271 defunciones, 82 menos con respecto a la semana anterior, así como el promedio de fallecidos por día, de 50,4 a 38,7.

Los datos anteriores evidencian el impacto positivo de la vacunación que resulta en la disminución de casos diagnosticados, pacientes ingresados y decesos.

«A medida que se complete la vacunación en todos los territorios en el próximo mes de noviembre, el impacto será aún mayor y prevemos un ritmo de decrecimiento de los contagios más favorable», auguró el galeno y amplió que para 15 de noviembre, los niveles de inmunización de la población serán aún más elevados y de mantenerse ese comportamiento, debe continuar bajando la transmisión.

En noviembre alrededor del 90 por ciento de la población habrá completado su esquema de inmunización

«Para finales de noviembre alrededor del 90 por ciento de la población total cubana habrá completado su esquema de inmunización, y prevemos que al menos el 95 por ciento de la población vacunable haya recibido sus tres dosis del inmunógeno o la dosis única de Soberana Plus, según corresponda», pronosticó Portal Miranda.

Sobre las operaciones turísticas a gran escala en todo el país, que se reiniciarán el próximo 15 de noviembre, precisó que se trabaja en el refuerzo de los protocolos de bioseguridad contra la COVID-19.

«La voluntad de Cuba por proteger mediante la inmunización de disímiles enfermedades a su población, no es algo que surgiera al calor de la pandemia de COVID-19»; reiteró que es una práctica del país iniciada en 1962 con la primera campaña de vacunación contra la polio; en la actualidad la nación dispone, para la protección de la población, de 11 inmunógenos contra 13 enfermedades, ocho de los cuales son desarrollados y producidos en Cuba.

Portal Miranda, aseveró que la campaña de inmunización contra la COVID-19 «es una estrategia que ya está siendo exitosa y no concluirá hasta que cada cubano en este país reciban las dosis a las que tiene derecho».

«Trabajar con nuestra propia estrategia de vacunas fue el mayor acierto»

Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma, al hacer uso de la palabra manifestó que:

«Informamos en el mes de septiembre que habíamos completado las dosis de vacuna que necesitábamos para inmunizar a toda nuestra población. Podemos afirmar categóricamente que eso no sería posible si no hubiéramos trabajado con nuestra propia estrategia. A esta estrategia debemos que hoy prácticamente toda la población susceptible a ser vacunada, tenga ya administrada su primera dosis y que antes de que se acabe el 2021 toda nuestra población estará inmunizada. Trabajar con nuestra propia estrategia de vacunas fue el mayor acierto ».

Insistió en que se está desarrollando una campaña de vacunación masiva de la población pediátrica y de los convalecientes, facilitada por el hecho de contar con vacunas propias, ya que habría resultado imposible adquirirlas en medio de la situación económica nacional.

Informó, a la vez, que en estos momentos las plantas productoras de los inmunógenos trabajan a plena capacidad, y se están suministrando vacunas a otros países.

Enfatizó en que una de las ventajas de los inmunógenos cubanos es su alta estabilidad técnica, lo cual es muy importante para la vacunación en los países pobres. «Nuestras vacunas han demostrado que pudieran estar fuera de la temperatura de 2 a 8 grados».

A propósito de la inmunización pediátrica, consideróque es un reto, pero que ha sido posible por la seguridad que han demostrado las vacunas cubanas; participó que con Abdala se ha llevado a cabo un estudio clínico en esta población y sus resultados son también muy alentadores, por lo que en breve se entregará al Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED), la documentación para que sean evaluados estos resultados. «Esperamos en los próximos días obtener el autorizo de uso de emergencia para esta población», vaticinó.

Intercambio con OMS para reconocimiento de las vacunas

El presidente de BioCubaFarma puntualizó que se ha llevado a cabo un proceso de intercambio con la Organización Panamericana y con la Organización Mundial de la Salud, acerca de los resultados de las vacunas cubanas y de la preparación para el proceso de reconocimiento de estas.

Martínez Díaz comentó que con la OMS, se han sostenido dos reuniones oficiales de manera virtual, donde se expusieron los resultados demostrados de eficacia y efectividad, y se conocieron detalles del cronograma y el proceso de precalificación de los inmunógenos cubanos, y expresó que se prevé entregar a la OMS un dossier para que hagan una revisión por un grupo de expertos de los resultados que se han ido obteniendo e iniciar el proceso de calificación,

«Este paso es fundamentalmente para suministrar las vacunas a las agencias de las Naciones Unidas que las demanden, pero el país que quiera aplicar una vacuna lo somete a su autoridad regulatoria, y si esta la aprueba, pues puede usarlas», reveló.

Varios países han recibido vacunas cubanas

La colaboración, en este sentido con Irán, dijo, va más allá de la producción; «ellos han llevado a cabo un estudio clínico que arrojó un 91.7 por ciento de eficacia de las vacunas Soberana 02 y Soberana Plus, ante las hospitalizaciones, en un contexto de circulación de la variante delta».

Divulgó que también se han suministrado vacunas a Vietnam, Venezuela y Nicaragua y que se han sostenido conversaciones como Argentina, con este fin.

«Muchas naciones tienen interés en estas vacunas para toda su población, pero poniendo énfasis en la población pediátrica. En Europa también existe interés. Tenemos una colaboración científica con un hospital de Italia donde se evalúan las dosis de refuerzo a convalecientes con Soberana Plus», y anotó que de igual modo existe gran expectativa en países de bajos ingresos.

En preparación para llevar ante el CECMED ensayo clínico en menores de dos años

En el presente se prepara un ensayo clínico para la vacunación de los niños menores de dos años, con el fin de proteger a este grupo vulnerable, que se presentará a la autoridad reguladora cubana para su aprobación, pero aún está en fase de estudio, «pero lo hemos tenido en cuenta de cara al futuro», esclareció Portal Miranda.

El presidente de BioCubaFarma, por su parte expresó: «Pensamos que ambas vacunas, tanto Soberana 02 como Abdala, van a poder ser administradas en esta población pediátrica».

Se estudia aplicación de dosis de refuerzo a la población cubana

El ministro de Salud Pública, posteriormente compartió con los presentes que en los próximos días se espera « definir una dosis de refuerzo para la población cubana, de cara a incrementar su protección contra el virus; se trata de que las personas, una vez concluida la inmunización y pasado el tiempo necesario, puedan contar con una dosis de refuerzo de nuestras vacunas, que les permita incrementar sus títulos de anticuerpos neutralizantes». .

Especialmente sobre Mambisa, resaltó que existen importantes evidencias de su uso como dosis de refuerzo para incrementar la inmunidad mucosal, que en estudios preliminares demostró alta efectividad para evitar la infección con el SARS-CoV-2.

Texto: Redacción Bienvenidos