Cuba se prepara para la reapertura del turismo
Cuba se prepara para la reapertura del turismo
Cuba se prepara para la reapertura del turismo
Cuba se prepara para la reapertura del turismo
Cuba se prepara para la reapertura del turismo
Cuba se prepara para la reapertura del turismo
Cuba se prepara para la reapertura del turismo

Como ha sido anunciado, a partir del venidero 15 de noviembre se abrirán las fronteras cubanas y se reanudará el turismo en la isla por lo que ese sector se prepara para el reinicio de sus operaciones.

Con tal motivo tuvo lugar una conferencia de prensa en el Centro de Prensa Internacional de La Habana, encabezada por el ministro de Turismo de Cuba, Juan Carlos García Granda, y otros funcionaros del sector.

«Los hemos convocado para hablar de temas de interés relacionados con la actividad turística, con el anuncio de la reapertura de la fronteras en nuestro país y del estado de preparación en que nos encontramos para enfrentar el incremento de la actividad», manifestó, a modo de introducción, el titular de la industria sin humo de la isla.

Juan Carlos García Granda, Ministro de Turismo de Cuba

Explicó que a partir del 15 de noviembre, se producirá un incremento de los vuelos y de arribos de viajeros, para lo cual, dijo, están listos los 10 aeropuertos internacionales con que cuenta el país.

Reiteró que para la fecha de reapertura prevista, ya el 90 por ciento de la población cubana ha de estar vacunada con el esquema completo, y además, en los últimos días se ha reportado una disminución de los casos confirmados, que está en correspondencia con la efectividad de los inmunógenos cubanos.

El ministro recordó que los trabajadores del sector del turismo, transporte, aduana, inmigración y aviación, de conjunto con el personal de las instituciones de Salud Pública, fueron de los primeros en ser vacunados, y notificó que antes del 15 de noviembre se les aplicará una dosis de refuerzo.

«Como se anunció recientemente, comenzó una reapertura escalonada de las instituciones del universo cultural, hablamos de museos, galerías, librerías bibliotecas, toda la actividad del Fondo Cubano de Bienes Culturales, acciones que trasmiten confianza y que desde su llegada nuestros visitantes podrán disfrutar plenamente de estas», aseguró el titular.

Subrayó seguidamente, que será «una reapertura controlada y escalonada», y que a partir de los recientes resultados alentadores en la situación epidemiológica en la nación «se flexibilizan las medidas de control sanitario internacional».

García Granda informó que se elimina la cuarentena obligatoria de los viajeros internacionales a la llegada al país, desde el próximo 7 de noviembre y a partir del 15 de ese mes no se practicarán exámenes PCR de entrada en frontera.

No obstante, las medidas que se aplicarán serán rigurosas y establecen que «todos los viajeros internacionales que arriben al país deberán presentar un pasaporte de salud o certificado internacional anti COVID-19, de aquellas vacunas certificadas por las agencias reguladoras correspondientes», precisó y advirtió que Cuba reconocerá todas las vacunas que los países y las agencias reguladoras han aprobado.

Añadió que las personas que arriben al país sin estos documentos, están en la obligación de presentar una certificación de PCR con resultado negativo a la COVID-19, realizado con no menos de 72 horas antes de viajar, en un laboratorio certificado de la nación de origen.

Se conoció en el encuentro, que con el objetivo de facilitar los viajes de las familias a Cuba, los niños menores de 12 años de edad, al arribo, estarán exentos de presentar un esquema de vacunación o prueba negativa de PCR-RT.

Entre las medidas de protección que se mantienen, figura la vigilancia epidemiológica de control sanitario internacional en todos los puntos de entrada al país, puertos, aeropuertos, y marinas; se exigirá la declaración jurada de salud del viajero, que podrá ser digital, así como el uso obligatorio del nasobuco o mascarilla dentro de las terminales aéreas y portuarias, al igual que en todo el territorio nacional.

El personal de control sanitario internacional realizará en las terminales aéreas de manera aleatoria, exámenes PCR-TR.

Todo viajero internacional que arribe al país por cualquier punto de entrada y presente signos y síntomas de la COVID-19 u otra enfermedad trasmisible, será remitido a una institución de salud destinada al efecto y se le realizará allí una prueba de PCR-RT.

Se mantendrá vigilancia epidemiológica de los turistas en las instalaciones hoteleras durante su estancia en el país, para lo cual se fortalece la asistencia médica con la ubicación de los equipos básicos de salud.

Los propietarios de las casas de renta o personas que hospeden a viajeros no residentes en el país, son responsables de informar con inmediatez a las autoridades sanitarias correspondientes, la aparición de cualquier sintomatología que presenten los mismos.

Las áreas de salud en la comunidad mantendrán la vigilancia epidemiológica de los turistas hospedados en las casas particulares, estableciéndose la obligatoriedad de presentarse ante las autoridades de salud, en caso de presentar signos o síntomas de COVID-19.

Para los viajeros cubanos residentes en el país, se restablece la obligatoriedad de presentarse en el consultorio del médico de familia o área de salud en un periodo no mayor de 48 horas de su arribo, para darle seguimiento por el médico de la familia.

Todo viajero cubano residente en el país de no estar vacunado, se le realizará test de antígeno a SARS-CoV-2, al 7mo día del arribo, en su área de salud; en caso de presentar síntomas, se tratará como un caso sospechoso.

Aseveró García Granda que se trabaja en función de una recuperación responsable del turismo en Cuba, por lo cual todas las instalaciones que brindarán servicio, deberán contar con la certificación de Turismo más Higiénico y Seguro (T+HS), garantizando así el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad establecidos por los ministerios de Salud Pública y de Turismo.

Compartió posteriormente que se desarrolla un segundo ciclo de capacitación a todos los recursos humanos del turismo, acerca de los protocolos higiénicos sanitarios del sector, donde participan trabajadores no estatales, y se enfatiza en elevar la percepción de riesgo y el rediseño de los procesos que garanticen la operación turística, en virtud del cumplimiento de los protocolos, sin que se produzcan afectaciones en la calidad del servicio.

De igual forma afirmó que existe la intención de reforzar los protocolos en las instalaciones, que deberán ser cumplidos por trabajadores y clientes: el uso de la mascarilla en lugares cerrados y en presencia de otras personas, el distanciamiento físico (con aforo de los diferentes locales de la instalación), incrementar la higienización constante, las medidas de desinfección de manos, toma de temperatura, entre otras.

«Desde que comunicamos la fecha de reapertura se ha creado una gran expectativa entre turoperadores y líneas aéreas, y cada semana el escenario turístico está siendo más favorable, no sentimos optimistas y agradecemos a nuestros socios comerciales, la confianza que han demostrado en el destino para este reinicio», reveló.

A la par comentó que ya se han recibido solicitudes de Canadá, México, Dominicana, Estados Unidos, Reino Unido y de otras naciones europeas; en el caso de Rusia, mantiene la planificación aprobada para la temporada de invierno y espera incrementar la demanda con vuelos desde distintas ciudades rusas.

Confirmó que se mantiene la conectividad aérea con las líneas regulares, Air France, Air Europa, Iberia, un grupo de vuelos chárter, y Turkin Airlines, que ha restablecido las frecuencias a La Habana.

Participó a los presentes que el sector turístico «ha apostado por la renovación del producto, la innovación en la oferta y el uso de la tecnología para la mejora de las experiencias de viaje de nuestros clientes en Cuba».

Señaló que durante la etapa pandémica, se ha trabajado por la diversificación de la oferta turística incrementando la participación de todos los actores económicos que intervienen de esta cadena de valor, que complementan y enriquecen el producto turístico cubano.

En cuanto a los nuevos productos diseñados, se refirió a la alianza con la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, para conformar programas de bienestar y calidad de vida.

«Estamos trabajando para incorporar las vacunas cubanas a estas ofertas para todos aquellos clientes que nos visiten», y ejemplificó que uno de los tratamientos más efectivos para los convalecientes de la COVID-19 es el aerosol marino que «es la posibilidad de hacer una caminata por las finas arenas de nuestras playas».

Una experiencia de muchos años es el trabajo entre los ministerios de Turismo y Cultura; al respecto hizo énfasis en el interés de lograr atraer turistas con este motivo de viaje, disfrutar de nuestra riqueza y diversidad cultural, además de todos los otros productos.

También dio a conocer que visitantes internacionales disfrutarán de mejoras en la conectividad; en los Aeropuertos Internacionales el cliente tendrá acceso a Wi-Fi gratis 30 minutos, y se incorporan nuevas plataformas y APK diversas, al servicio del cliente en las terminales aéreas, transporte y en las instalaciones de alojamiento.

Igualmente las informaciones y menús estarán disponibles en formato digital, y se potenciarán las facilidades de pago online mediante códigos QR y otras soluciones.

Las instalaciones han elevado el nivel de confort y en la totalidad de los hoteles 5 estrellas, los clientes podrán tener conexión a Internet desde sus habitaciones, áreas públicas y zonas de playa, y existe la intención en que este servicio se extienda a las instalaciones 4 y 3 estrellas.

Se supo en esta conferencia de prensa que se trabaja por ampliar la planta hotelera en el país, y que recientemente se incorporaron 4 mil nuevas habitaciones.

«Estamos abiertos a nuevas negociaciones, nuevas operaciones aéreas e incluso de cruceros de cualquier destino», declaró el ministro de Turismo de la mayor de las Antillas.

«Cuba es un destino seguro; la amabilidad y la hospitalidad de sus habitantes, la tranquilidad de sus calles así lo reafirman», enfatizó el titular.

Abordó después el tema del sistema de relaciones monetarias signado por la imposibilidad, por parte de los bancos cubanos, de operar con dólares estadounidenses, los que solo se aceptan mediante transferencias.

Ratificó que otras monedas extranjeras sí se aceptan como pago a los servicios, es decir, dólares canadienses, Euros, Francos Suizos, Libras esterlinas, Yen japonés y pesos mexicanos.

Una buena noticia que dio el ministro, es que a partir del 25 de octubre, todos los destinos que en estos momentos están abiertos al turismo internacional, como Varadero, Cayo Santamaría, Cayos Coco y Cayo Guillermo, comenzarán a recibir turismo nacional, y a partir del 15 de noviembre, el mercado interno, cumpliendo los protocolos establecidos, podrá disfrutar completamente de la oferta turística del país.

«Nosotros proponemos no solo mirar el turismo como un sector generador de ingresos sino como una fuente de prosperidad para la población e indudablemente para la economía».

Texto y Fotos: Redacción Bienvenidos