Cuba ha autorizado el arribo al país de 147 vuelos semanales procedentes de los Estados Unidos a partir del próximo 15 de noviembre, fecha que marca la apertura de las operaciones aéreas y turísticas en la isla.

Lo anterior fue dado a conocer por el ministro de Transporte en la mayor de las Antillas, Eduardo Rodríguez Dávila, en conferencia de prensa realizada en el Centro de Prensa Internacional de La Habana, en la que el titular precisó, que de estos 147 vuelos, 77 tienen como destino el aeropuerto Internacional José Martí, de la capital, al que en la actualidad solo arriban 4, y el resto volará hacia terminales aéreas de diferentes provincias.

«A las aerolíneas estadounidenses se les han aprobado frecuencias hacia La Habana y al resto del país, sin embargo, esta decisión se encuentra permeada por las restricciones del gobierno estadounidense que no permite que vuelen a otros aeropuertos. Nuestra autorización está dada, y todas las aerolíneas que volaban tiene ya confirmada su frecuencia para esos aeropuertos», aclaró Rodríguez Dávila.

Añadió seguidamente, que no todas esas frecuencias han sido confirmadas por las aerolíneas, lo cual depende, especificó, de las decisiones de las autoridades estadounidenses.

En cuanto a la operación internacional, el titular del Transporte en Cuba, aseguró que, desde el 15 de noviembre, las frecuencias de superarán la cifra de 400 semanales, aunque se espera que se incrementen, pues las líneas aéreas continúan presentando solicitudes, las cuales son atendidas con prontitud por las entidades nacionales.

También esclareció que todos estos pronósticos dependen del comportamiento de la demanda de movilidad internacional y la situación epidemiológica del país.

Comentó igualmente, que las terminales aéreas cubanas, han desarrollado durante varios meses, un proceso de rehabilitación y aseguramiento de las condiciones necesarias para estas operaciones, pues si bien, nunca pararon el servicio, este ha estado muy reducido, a viajes humanitarios y pocos más.

Comunicó que en el caso de la terminal número 3 del Aeropuerto Internacional José Martí, el proceso de rehabilitación incluyó la ampliación del salón de aduanas y se aumentó la separación entre los flujos llamados canal verde y rojo, para favorecer la circulación de los viajeros, además se extienden los puntos de las Casas de Cambio (CADECAS), y se incrementó el número de carritos de equipajes; por otra parte se mejoró la señalética de la instalación y se modernizaron los salones VIP , atendiendo a los estándares internacionales, medidas todas que deben facilitar operaciones más expeditas.

Se conoció en este encuentro con la prensa que todos los aeropuertos de la isla disponen de conexión gratuita a Internet durante 30 minutos, y que se pondrá a aprueba una aplicación digital para que los pasajeros completen la información solicitada en la actualidad de manera escrita.

Reiteró el ministro que por la parte cubana, las aerolíneas American Airlines, Jet Blue o Southwest no tienen obstáculo alguno para conectar con las terminales de todas las ciudades del país.

Anunció, a la par, que las operaciones marítimas también se reanudan con la entrada de cruceros, operaciones que tendrán su arrancada en el mes diciembre.

Rodríguez Dávila enfatizó en que a partir de la apertura de las fronteras internacionales, se continuarán aplicando rigurosos protocolos de bioseguridad como garantía para la preservación de la vida de los viajeros. «Se mantiene el uso de las mascarillas, el distanciamiento físico de los pasajeros y la desinfección de los medios y áreas», aseveró.

Texto: Redacción Bienvenidos