El Ministerio de Salud Pública de Cuba ha divulgado en el día de hoy que se reforzará el control de viajeros internacionales que arriben a la isla, ante la aparición de Ómicron, la nueva variante de la COVID-19 declarada como de preocupación por la Organización Mundial de la Salud.

Omicrón tiene un alto grado de mutación y su transmisión comienza a detectarse en varios países, por lo que a partir del sábado 4 de diciembre se aplicará un conjunto de medidas con los viajeros que, procedentes de estos, arriben a la isla.

Los pasajeros deberán presentar en el punto de entrada su carnet con esquema de vacunación completa, así como un resultado de PCR negativo con fecha de realización no menor a 72 horas anterior al viaje; en ese momento también se les tomará una muestra PCR.

Los visitantes procedentes de las naciones donde se ha reportado la variante Omicrón, se mantendrán en una cuarentena obligatoria durante 7 días, en un hotel designado para ello, y asumirán sus costos de alojamiento y transportación

A los mismos se les tomará una segunda muestra PCR al sexto día de aislamiento, y de ser esta negativa se procederá a declararlos de alta epidemiológica al séptimo día.

A los pasajeros procedentes de los países del África Subsahariana, se les aplicarán las mismas medidas anteriores, con excepción de la cuarentena obligatoria y la segunda muestra PCR.

Texto: Redacción Bienvenidos

Foto: Rodolfo Blanco Cué / ACN.