Cuarta Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible: «Abrir ojos  y abrir mentes»
Cuarta Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible: «Abrir ojos  y abrir mentes»
Cuarta Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible: «Abrir ojos  y abrir mentes»
Cuarta Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible: «Abrir ojos  y abrir mentes»
Cuarta Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible: «Abrir ojos  y abrir mentes»
Cuarta Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible: «Abrir ojos  y abrir mentes»
Cuarta Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible: «Abrir ojos  y abrir mentes»
Cuarta Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible: «Abrir ojos  y abrir mentes»

La Cuarta Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible se celebrará entre los días 15 y 17 de diciembre en el Hotel Nacional de Cuba. El encuentro ha sido organizado por la Red Iberoamericana de Turismo Accesible, bajo la presidencia del señor Diego González Velasco, quien accedió a conversar con la Revista Bienvenidos acerca del trabajo de la organización y de la venidera celebración de la cumbre en La Habana.

Recientemente la Organización Internacional de Normalización presentó  la primera norma mundial sobre turismo accesible. ¿Considera usted que la región iberoamericana dispone de las condiciones básicas indispensables que establece esta norma?

Creo que todavía queda camino por recorrer. En  países de América Latina y el Caribe se ha avanzado y trabajado pero, en la mayoría, el sector turístico no ha interiorizado qué es el cumplimiento de las condiciones de accesibilidad, que no están definidas. Esta norma trae una homogenización de estas condiciones  para toda  la cadena de valor, ya que en muchos destinos  se considera que tener  hoteles accesibles significa tener condiciones de accesibilidad, sin embargo, no es así. También es necesario un transporte  accesible o poder disfrutar de un espectáculo. En estos momentos algunas   partes de la cadena son accesibles, pero no el producto turístico completo.

¿Considera que la Red Iberoamericana de Turismo Accesible contribuye a la visibilidad de historias de vida y crecimiento de personas con discapacidades?

Yo creo que la Red pone encima de la mesa uno de los derechos que quizás muchos sitúan de último en la fila. Las personas con discapacidad necesitan, efectivamente, salud, vivienda y otras cuestiones como el trabajo, pero la recreación es también derecho y parte esencial de sus vidas.

Hay que cambiar la mentalidad del sector turístico, para que se nos mire por nuestra capacidad y, sobre todo, porque ese derecho a la recreación también incluya que queremos ser turistas.

Cuando yo voy a un hotel pago, pero no me dejan pagar porque hay una barrera en la puerta. No entiendo la oferta y la demanda,  no nos dejan ser demanda, porque no hay oferta y  es un contrasentido en las teorías económicas pues olvidan a mil millones de personas que queremos ser turistas y no podemos.

Las ediciones anteriores de la Cumbre han dejado grandes aportes. ¿Cuáles podría usted mencionar como los principales?

Yo creo que el principal aporte es el de abrir ojos y abrir mentes. Siempre repito que el sector turístico no actúa de mala fe, lo que tiene es una desinformación  total, no sabe cómo hacerlo.

Según la Organización de las Naciones Unidas, la principal barrera no es la física, ni la de la comunicación. La principal barrera es la  actitudinal. Prácticamente ninguna Facultad de Turismo aborda el trato al cliente con algún tipo de discapacidad; en los protocolos de gestión de los establecimientos turísticos  no se incluyen sus necesidades y el trato que requieren.

Con las Cumbres y el trabajo que hacemos, alertamos sobre la necesidad de la formación del personal perteneciente a la cadena de valor del turismo y de que los gobiernos recojan en sus estrategias la accesibilidad como derecho y oportunidad de negocio.

En el contexto de la convocatoria a la IV Cumbre, usted afirmó: «El Hotel Nacional de Cuba quedará como una bandera de accesibilidad,  donde conviven la accesibilidad y la conservación  patrimonial». ¿Cómo armonizan estas dos realidades en la institución?

Con un concepto aplicado de manera muy correcta: el ajuste razonable. Cuando nos encontramos con el patrimonio cultural, o natural, enfrentamos el dilema  conservación o accesibilidad. Sin embargo, el Hotel Nacional es patrimonio, es un emblema histórico y es un ejemplo de que podemos aplicar el ajuste razonable, es decir, podemos llegar hasta aquí sin perjudicar el patrimonio. No vamos a restarle valor,  ni a deteriorar el medio ambiente porque se coloquen rampas y pasarelas  dentro de un parque pues lo vamos a hacer más cercano y accesible, porque todos tenemos derecho a disfrutar del patrimonio.

Las personas con  discapacidad vamos a lugares reconocidos como  Patrimonio de la Humanidad y no podemos entrar. Algunos dicen que es imposible hacer las Pirámides de Egipto accesibles, no podemos colocar una plataforma  que sí perjudicaría pero a las personas con discapacidad visual se les puede poner un audio guía y colocar una plataforma en la base de  madera que se pueda quitar para que las personas con movilidad reducida puedan llegar lo más cerca posible, eso es ajuste razonable.

El Hotel Nacional es ciento por ciento accesible, es decir, todo lo que he venido, de alguna manera, manifestando en esta entrevista se está llevando aquí a la práctica  y es un ejemplo de accesibilidad universal, que es no pensar solo en la discapacidad más visible, la física, sino también en la discapacidad visual,  para que las personas puedan  diferenciar el gel del champú,  que haya carta en braille en el restaurante. Si lo ha hecho el Hotel Nacional, lo puede hacer cualquier hotel en el mundo.

Se ha expresado que expertos del museo  del Prado y el Louvre participarán en la IV Cumbre. ¿Cuáles son las experiencias de estas instituciones en el tema que nos ocupa?

Han conseguido integrar  la accesibilidad  como algo natural. Desde el punto de vista físico todo es accesible, no hay barreras arquitectónicas, pero han ido más allá: una persona  sorda, tiene la posibilidad de recorrer de manera independiente las galerías de estos museos porque lleva un sistema de audiosigno guía y para las personas ciegas un sistema de audio descripción que les  trasmite la información.

 En  esta cuarta edición se firmará la Declaración de La Habana por un turismo accesible. ¿Qué aportes traerá esta declaración?

En la Declaración por un Turismo Accesible América Latina-Caribe se ha venido trabajando desde 2016. Recogerá todos los propósitos y principios que debe contemplar el turismo accesible y  aportará algo importante: las personas  con discapacidad no lo somos porque tengamos una enfermedad o porque hayamos sufrido un accidente, somos personas con discapacidad porque la sociedad nos pone barreras que nos hacen  discapacitados.

Si un museo  tiene condiciones de accesibilidad, yo puedo disfrutar igual que todos pero, si  hay 23 escalones, soy una persona con discapacidad que se queda en la entrada.

Esa declaración va a ser un hito. Es la primera  que se presenta a los ministros de Turismo de  América Latina y el Caribe, solicitando que todos los países aúnen esfuerzos para que la accesibilidad sea una realidad.

El turismo es una de las actividades más universales que existe,  las personas con discapacidad de cualquier nacionalidad  requieren la accesibilidad, por lo que necesitamos trabajar unidos. Eso es lo que pretende la Declaración de La Habana, que se llama así porque consideramos que aquí se suman los esfuerzos de todos con un mismo propósito.

Al entregarse oficialmente la sede a Cuba para la IV Cumbre, usted vaticinó: «Cuba se convertirá durante esa Cumbre en el escaparate de un país que ha sabido transformarse y convertirse en un destino turístico accesible; creemos y confiamos que Cuba será uno de los anfitriones más importantes que ha tenido esta Cumbre». ¿Continúa pensando usted igual? 

Sigo pensando así. Hace cuatro años que tuve la oportunidad de venir por primera vez para colaborar ya que el Grupo Skedio Travel y Ecotur me lo pidieron. Recuerdo perfectamente que en esa primera visita tuvimos que llamar a muchas puertas, todos estaban de acuerdo pero no había tiempo. Actualmente, todas las puertas están abiertas y todas las expectativas están cumplidas en la fase de preparación y la celebración va a ser un éxito, no tengo ninguna duda. Yo estoy absolutamente confiado de que así será.

Textos y fotos: Bienvenidos