“Intervención manifiesta”
“Intervención manifiesta”
“Intervención manifiesta”
“Intervención manifiesta”
“Intervención manifiesta”
“Intervención manifiesta”

El artista Aléxis Leyva Machado (KCHO) con su incansable búsqueda convierte una idea, una hoja en blanco, un lienzo vacío, una escultura a medias, un proyecto performático  en concepto. Su obra es todo aquello que le complementa, con lo que construye, crea y expresa perspectivas y experiencias de vida.

Las vanguardias artísticas de inicios del siglo XX, siempre constantes en su labor divulgativa, en explicar y extender sus discursos, legaron a la Historia del Arte y a los artistas precedentes una práctica, una forma de hacer, de presentarse, de posicionarse.

En este sentido, revela Aléxis Leyva Machado su más reciente “Manifiesto”, una exposición inaugurada el pasado 12 de diciembre en el marco de la XIV Bienal de La Habana. En un recorrido desde la calle 4 hasta la calle 94 en la transitada 5ta Avenida, se develan 11 escultura de acero de gran formato.

“Por primera vez estamos convirtiendo, gracias a esta exposición “Manifiesto” de Kcho, el paseo de 5ta Avenida, en un paseo cultural con una intervención artística que dejará una huella indeleble, sobre todo en aquellas personas que recorren diariamente este espacio”.  Comentó así el director del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam y el también director de la XIV edición dela Bienal de La Habana, el artista Nelson Arellano, durante el acto inaugural de la exposición.

Cada ejercicio de pensamiento y de creación del proyecto estuvo  basado en una interesante anécdota. A principios de los 2000’, el consagrado artista, Kcho, tuvo un encuentro al azar con un jardinero de 5ta avenida, quien le propuso como pie forzado transformar y convertir esta arteria capitalina en una galería a cielo abierto; una idea que integraría pasado y contemporaneidad artística. Con toda fuerza e impacto visual, en esta muestra, vuelve a sus formas predilectas, variaciones inacabables de un objeto que define toda su trayectoria creativa: el barco. Cuerpos herrumbrosos  de rudezas perceptibles que, quizás, guían a una dimensión  melancólica, una premonición de la influencia del paso del tiempo. Un valor sentimental a la vez que acción, que marca una posición artística definitiva, una reafirmación, un manifiesto.

Corina Matamoros, crítico de arte, curadora, museóloga, investigadora y escritora.

 En relación con esta idea, la curadora de su proyecto exhibitivo “En cualquier  lugar  como en casa” del Museo Nacional de Bellas Artes, Corina Matamoros expresó: “Kcho se ha tomado muy en serio el enunciado anticolonial que con muchísimo tino nos ha lanzado el Centro Wifredo Lam y a su manera quiere estrenar un camino (…) Las líneas desafiantes, el color de la herrumbre, la desmesura del peso o las formas del peso irán entablando diálogos con los transeúntes.

Será “Manifiesto”, en toda su extensión, una muestra que trascenderá los límites del tiempo y el espacio.

Texto y Fotos: Akzana López Hernández/Redacción Bienvenidos