El histórico y admirado Hotel Nacional  de Cuba cumple hoy, 30 de diciembre, 91 años  de fundado y se ratifica como nave insignia de la industria turística  en la mayor de las Antillas.

Clásico por distinción del Grupo Hotelero Gran Caribe, esta instalación conserva todo el esplendor de su arquitectura ecléctica, art-decó y morisca.  Por sus valores históricos y patrimoniales, en el año 1998 fue declarado Monumento Nacional de la República de Cuba, por la Comisión de Monumentos de la Oficina del Historiador de la Ciudad

El  Hotel Nacional de Cuba ha sido escenario privilegiado  de importantes acontecimientos ocurridos en la capital cubana; en el año 2000 una investigación histórica documentada por la Televisión Francesa, lo ubicó entre los 25 Hoteles Palacios del Mundo, y ostenta, además,  la condición de Hotel Museo.

En los terrenos del Hotel Nacional de Cuba, estuvo enclavada la Batería de Santa Clara, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1982; esta constituyó uno de los principales puntos de defensa de La Habana en el siglo XVIII (1797-1799), contra los ataques de corsarios y piratas; en la actualidad, aun se conservan dos de sus cañones de mayor alcance que se incorporaron a la misma en el 1890 con los nombres de Ordóñez y Krupp.

Este hotel es un gran ejemplo de labor sostenida para la conservación de la historia y el patrimonio, tanto material como inmaterial; así lo atestiguan la memoria fotográfica, fílmica, documental y verbal de cada uno los acontecimientos, eventos y visitas  que  en sus espacios se han desarrollado a lo largo de los 91 años que hoy se celebran.

Por todo lo anterior es que destaca aún más, el empeño del hotel por distinguirse como instalación accesible, la primera en la isla, lo cual fue reconocido durante  la clausura de la recién celebrada Cuarta Cumbre de Turismo Accesible,  que lo tuvo como sede en La Habana entre el 15 y el 17 del presente mes.

El Hotel Nacional de Cuba es uno de los más accesibles de Latinoamérica, y cuenta con las condiciones que requiere una instalación de accesibilidad universal, como resultado de un proceso de remodelación,  transformación  y reparación que contempló la colocación de equipamiento  y accesorios requeridos para el pleno y placentero  disfrute de los turistas que presenten cualquier tipo de discapacidad.

A lo anterior se suman los esfuerzos por lograr que los trabajadores incorporen, mediante un proceso de capacitación, técnicas y lenguaje para la atención a los clientes, y así lograr una mayor satisfacción por parte de estos.

Por todo esto, es admirable que el Hotel Nacional de Cuba arribe al aniversario 91 de su fundación, combinando certeramente  la conservación de su rico patrimonio y las acciones para alcanzar el  estándar de accesible, con el propósito de ofrecer un servicio turístico de altos estándares para todos, como reconocimiento al carácter diverso de la sociedad y al derecho de las personas con discapacidad física, sensorial o cognitiva, a disfrutar de un turismo accesible, responsable socialmente, sustentable y más inclusivo.

La celebración de un nuevo cumpleaños para el Hotel Nacional siempre es una nueva oportunidad de  trazarse metas más altas y continuar perfeccionando un servicio que es reconocido  mundialmente y por lo que es el hotel más multipremiado de Cuba.

Texto: Redacción Bienvenidos