Los Estados Unidos Mexicanos es la nación invitada de honor a la venidera Feria Internacional de Libro a celebrarse en Cuba entre los días 10 y 20 de febrero, bajo el lema Leer es crecer, por lo que un buque del país azteca cargado de libros arribó a territorio cubano.

El navío llamado Huasteco, integrante  de la Armada Mexicana, llegó a la Bahía de La Habana con millares de títulos para promover y comercializar en la prestigiosa cita literaria cubana que celebrará su edición 30.

El embajador de México en Cuba, señor Miguel Díaz Reynosa, expresó a propósito que la nave viene  cargada de poesía, de narrativa mexicana,  y de los cantos aztecas; «damos la bienvenida al Huasteco y su carga. Feliz del reencuentro en la Feria», apuntó el diplomático en  el recibimiento  del barco,  en el que estuvo acompañado del  presidente del Instituto Cubano del Libro, Juan Rodríguez.

Un mensaje previo publicado en las redes sociales del Ministerio de Cultura de Cuba, anuncia que también llegan en este viaje ejemplares de donación  de entidades culturales mexicanas, para instituciones culturales y educativas de Cuba y añade «un largo aplauso para la sincera amistad entre los pueblos de Cuba y México».

Este cargamento es el primero  que trae consigo libros y otros efectos necesarios para montar la exposición central del evento, por parte de la Secretaría de Cultura de México, y fue posible por una operación de la Primera Región Naval y la Armada de ese país.

Un segundo viaje tiene como fecha prevista el  4 de febrero y trasladará a la mayor de las Antillas   al personal de las secretarías de Cultura y de la Marina que participará en esta la más grande fiesta de las letras que se lleva a cabo en todo el territorio cubano y  que es el acontecimiento más significativo del movimiento editorial en la isla.

Este encuentro de las letras mundiales ofrece un espacio de participación e intercambio para todas las entidades y profesionales vinculados al mundo de las publicaciones, a través de los programas que se realizan en el mismo.

En la edición del año 1998, por primera vez se seleccionó un país invitado de honor, y fue precisamente México,  el escogido.

Hoy como ayer, la presencia de la literatura y las artes aztecas recibirán una afectuosa e interesada acogida en la isla caribeña, no solo por los lazos de fraternidad que unen a ambas naciones históricamente, sino por la admiración que la escritura y la cultura de ese país despierta entre los lectores cubanos.

Texto: Redacción Bienvenidos

Fotos: Tomadas de Cubadebate