Las vacunas cubanas CIMAvax-EGFhr y Vaxira son desarrolladas por el Centro de Inmunología Molecular (CIM) de La Habana, y forman parte de los tratamientos para el cáncer de pulmón que ofrece la Comercializadora de Servicios Médicos, S.A.

CIMAvax-EGFhr y Vaxira son utilizados en los tratamientos de inmunoterapia para el cáncer de pulmón de células no pequeñas en etapas avanzadas de la enfermedad; la acción de estos se basan en la inmunoterapia activa, es decir los fármacos manipulan la respuesta inmune del individuo para que genere sus propios anticuerpos a inducen así la fabricación de estos.

Centro de Inmunología Molecular (CIM) de La Habana

Igualmente favorecen la conversión del cáncer avanzado en una enfermedad crónica controlable, en tanto generan anticuerpos contra las proteínas desencadenantes del descontrol en los procesos de proliferación celular; controlan el crecimiento del tumor, hacen que se reduzca de forma considerable, sin toxicidad asociada, y aumenta la expectativa y la calidad de vida de los enfermos.

El tratamiento para el cáncer de pulmón con   CIMAvax-EGFhr y Vaxira está  indicado  para los pacientes que ya se han sometido a quimioterapia o radioterapia que hayan concluido la primera línea de terapia oncoespecífica, al menos 4 semanas antes, y   estén calificados como terminales sin alternativa terapéutica.

Estos medicamentos se aplican en el Centro Internacional de Salud La Pradera, de forma subcutánea, en los músculos de los brazos y los glúteos, preferiblemente en el horario de la mañana; se administra en un esquema de cuatro ciclos cada 14 días,   después se abren los ciclos a una vez cada 28 días, y  no presentan efectos secundarios adversos.

Centro Internacional de Salud La Pradera

Los fármacos no previenen la enfermedad como lo hace una vacuna tradicional, su acción impide que los tumores del cáncer de pulmón se sigan desarrollando, por lo que se reconocen como partes de un tratamiento, o como vacuna terapéutica, ya que no se dirigen a las células cancerosas, sino que aprovechan el propio sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer.

Sin constituir una medicina curativa, estabiliza el tumor; es un tratamiento con durabilidad en el tiempo y se le administra al paciente mientras su organismo se lo permita. Al concluirse los primeros ciclos se observa buen estado general, con una incorporación a sus actividades sociales sin reacciones adversas de importancia.

Estos   productos, resultado del desarrollo y consolidación de la biotecnología cubana,   aunque no eliminan totalmente la enfermedad, mejoran el pronóstico vital de los enfermos,  y prolonga  en varios años sus vidas.

La Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos S.A., institución destacada de la medicina cubana, con 10 años de experiencia en su exitosa gestión, dispone de un capital humano de excelencia profesional en sus centros de salud que están localizados en todo el territorio cubano, y que se apoyan, para brindar servicios, en un equipamiento de moderna tecnología; además cuenta con oficinas de representación en más de 30 países.

Texto: Redacción Bienvenidos