El péptido inmunoregulador cubano Jusvinza, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), favorecerá por su producción y aplicación masiva, a más de 136 mil cubanas y cubanos que actualmente padecen de artritis reumatoide.

Esta es una enfermedad crónica irreversible que erosiona cartílagos y huesos, y que afecta principalmente a mujeres; el producto biotecnológico Jusvinza (CIGB-814/258), ha  probado ser efectivo para el tratamiento de este padecimiento y también de la hiperinflamación.

El CIGB, obtuvo y  patentó esta molécula, que ya mostró sus beneficios en el tratamiento a pacientes con la COVID-19, y tiene la posibilidad de obtener, de la autoridad regulatoria de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (el Cecmed), un Registro clínico condicionado a la ejecución de fase III de ensayos clínicos. 

Todo lo anterior fue dado a conocer a la prensa por la doctora en Ciencias María del Carmen Domínguez,  quien aseguró que este año podría comenzar el ensayo clínico fase III de Jusvinza, en la cual intervendrán 66 mil personas que padecen de artritis reumatoide, las que recibirán el tratamiento con Jusvinza, por lo que así sería atendido  el cincuenta por ciento de los   pacientes  cubanos aquejados de esta enfermedad.

Anunció además la galena que se prevé aplicar a una asesoría científica por Cecmed para un Registro condicionado para el tratamiento de la hiperinflamación, y el desarrollo de estudios clínicos controlados y estudios compasionales, entre otros.

La prevalencia mundial de la artritis reumatoide, la cual debuta entre los 40 y los 60 años de edad de los seres humanos, se acerca al uno por ciento de la población del planeta  y la correlación entre los sexos de los enfermos es de un hombre y tres mujeres.

Texto: Redacción Bienvenidos