Edén caribeño, la armonía perfecta
Edén caribeño, la armonía perfecta
Edén caribeño, la armonía perfecta
Edén caribeño, la armonía perfecta
Edén caribeño, la armonía perfecta
Edén caribeño, la armonía perfecta
Edén caribeño, la armonía perfecta
Edén caribeño, la armonía perfecta
Edén caribeño, la armonía perfecta
Edén caribeño, la armonía perfecta

Si disfrutas lo extraordinario, este es el sitio para vivir las vacaciones que has estado imaginando: una zona ecológica privilegiada, con un exótico entorno natural, playas sorprendentes y los más extraordinarios parajes, donde la luz lo invade todo y el regocijo se percibe desde la bienvenida. Este sugestivo edén caribeño, que tantas veces soñaste para vacacionar en grande, se halla en la costa norte de Holguín, una de las más acogedoras provincias del tórrido oriente cubano.

Y en medio de este ambiente tropical, sensitivo y mágico, se halla el hotel Paradisus Río de Oro, magnífico ecoresort & Spa con categoría 5 estrellas y absolutamente, Todo Incluido. Pensado y acondicionado Solo para Adultos, esta gustosa estancia, perteneciente al prestigioso Grupo Hotelero Meliá, brinda a sus huéspedes un exclusivo Royal Service, que tiene como línea principal, el más alto estándar de servicios personalizados y una magnífica armonía entre sosiego, entretenimiento y placer.

Muchas son las cualidades que satisfacen a quienes eligen este ecoresort para relajarse y revigorizar energías. La complicidad con el entorno, los escenarios naturales, la diversión y la infraestructura del lugar, forman un todo entre el esparcimiento y el goce de vacacionar, tan necesitado para eliminar la rutina que la vida moderna nos impone.

Playa Esmeralda, una de las más hermosas riberas del oriente cubano, es el punto donde confluyen, desde el amanecer, las más divertidas e inspiradoras jornadas de sol, mar y actividades recreativas, planificadas por los animadores. Esta playa es idílica, sus aguas son cálidas durante todo el año y de una transparencia cautivante para quienes aman nadar, hacer snorkeling o deleitarse con el buceo contemplativo. Rodeada de acantilados e inclinadas laderas, su nombre describe el color de sus aguas que son una invitación perenne al disfrute. Como parte de su majestuosa flora, posee especies vegetales que ofrecen grata sombra cuando el sol tropical se torna más caliente y el cuerpo pide degustar, a todo gusto, unas sabrosas y refrescantes bebidas. Y para los que gustan de las excursiones, la observación de aves y el senderismo, muy cerca del balneario se halla el Parque Natural Bahía del Naranjo, una admirable región ecológica, óptima para conocer de cerca las bellezas de la región.

Además de la naturaleza y su placentera influencia, Pardisus Río de Oro cuenta, para beneficio plus de sus huéspedes, con el Yhi Spa Aguas de Oro, espacio donde confluye la más absoluta satisfacción, física y emocional. Internacionalmente célebre y reconocido en varias ocasiones por los World Travel Awards, este estupendo Yhi Spa brinda instalaciones y servicios exclusivos: pabellones individuales, suites privadas, gimnasio, salón de belleza, cabinas de masajes, baños hidrotermales y un ambiente de absoluta tranquilidad para sentirse fuera del mundo.

Llegado el momento del descanso, las más modernas y confortables comodidades se reúnen en los sobrios bungalows de dos niveles que el hotel ofrece a sus clientes. De interiores acogedores y admirables vistas al oportuno paisaje, estos placenteros recintos hacen del tiempo de pausa diaria, un momento disfrutable. Las elegantes Garden Villas, por su parte, poseen sauna, piscinas privadas y acceso directo a la playa, con la más acertada privacidad.

Si de cocina se trata, en este tropical hotel caribeño, la sazón internacional halaga al paladar con gustos, fragancias y diseños culinarios de un lujo gastronómico caprichoso. Saborear apetecibles platos, rodeados de naturaleza y con un servicio exquisito que prevé cada detalle, es parte de la placentera experiencia que está reservada a los comensales. La oferta es amplia y variada en sus ocho restaurantes y siete bares que brindan servicios de desayuno, almuerzo, cena, snacks y coctelería, durante las veinticuatro horas.

Unido a todas estas bondades, el hotel Pardisus Río de Oro, a tono con la actual situación sanitaria mundial, protege la salud de sus huéspedes, cumpliendo los más estrictos protocolos y medidas higiénicas, que garantizan una estancia adecuada, grata y segura.

Sin dudas, este es un verdadero paraíso, un edén caribeño donde caminar al aire libre; respirar total satisfacción y sentir que la vida complace sin límites.

Texto y Fotos: Bienvenidos