La compañía Lizt Alfonso Dance Cuba (LADC) festejará el treinta aniversario de su fundación con la puesta  en escena de su obra Fuerza y Compás, espectáculo que ya ha triunfado en varios países de los cinco continentes.

Esta pieza recrea la mezcla de las tradiciones española y africana que da lugar a la cultura cubana como resultado de la presencia en la isla de los colonizadores españoles y de los negros esclavos traídos del continente africano.

El LADC fue la primera compañía de danza del país caribeño que ha mantenido una temporada estable en el prestigioso New Victory Theatre de Broadway, en Estados Unidos, por la calidad artística de Fuerza y Compás.

La Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba acogerá esta puesta los días 25, 26 y 27 de marzo, con la cual LADC va a responder al reclamo del público nacional que ansía poder apreciar esta obra.

La mayoría de las escenas son de la autoría de  la creadora y directora de la compañía, la maestra Lizt Alfonso, y muchos de los cuadros adquirieron tal valor creativo que se integran  a otras obras de la afamada agrupación.

Igualmente, las coreógrafas Liliet Rivera y Yanet Rodríguez  aportaron cuadros propios a Fuerza y Compás,  que comenzó a gestarse en 1999.

La complejidad técnica de Fuerza y Compás, una obra fusión,  exige de los danzantes una base sólida de ballet clásico, dominio de las danzas españolas, especialmente del flamenco, conocimiento de estilos contemporáneos, y desenvolvimiento en el baile folclórico.

Musicalmente, la pieza es de una gran riqueza, al incorporar, en  vivo, magníficos temas creados por el clásico de la música nacional, el maestro Ernesto Lecuona, y también por prestigiosos compositores cubanos contemporáneos como Reynier Mariño, Denis Peralta, Yuniel Rascón, Yordanys O’ Reilly y Juan Pablo Solas.

Una vez más Lizt Alfonso Dance Cuba complacerá a los espectadores cubanos con los que celebrará su treinta aniversario con un canto al gran ajiaco que es la cultura cubana.

Texto: Redacción Bienvenidos