Próximamente entrará en vigor en Cuba  un conjunto de normas actualizadas que debe ser de conocimiento de los pasajeros a la entrada y salida del país y en la actividad de Comercio Exterior.

Las autoridades cubanas han informado que el propósito de dichas  normas es lograr un proceso ágil, seguro y transparente en la transportación de cargas y el flujo de pasajeros y la agilización del comercio exterior.

Estímulos fiscales para la actividad exportadora

En cuanto a la normas relativas al pago de aranceles, el Decreto Ley 162 de Aduanas, refiere los regímenes especiales para la importación temporal para el perfeccionamiento de activos o para la devolución de los derechos o de los impuestos aduaneros; son estos regímenes   especiales, que pueden tener las empresas del sector estatal y también los nuevos actores de la economía; esa es la principal actualización con esta norma.

El principal cambio es que a estos regímenes,   pueden aplicar también las nuevas formas  de gestión no estatal a las que recientemente se les autorizó, se amplió el marco normativo para que puedan realizar operaciones de exportación e importación.

El régimen de perfeccionamiento activo  es la suspensión del pago de los derechos arancelarios del impuesto aduanero cuando estas mercancías se importan con el objetivo de tener un proceso de transformación por la industria nacional y están destinadas a la exportación por un periodo que se declara con los requisitos que ante aduana se deben certificar para optar por el mismo.

La actualización de esta norma, contribuye a estimular las exportaciones,  y la inserción de las empresas cubanas en el mercado internacional.

Límites para la importación y exportación de pesos cubanos

El Banco Central de Cuba,  ha actualizado una resolución   del año 2019, que establecía como límite para la exportación e importación libre de pesos cubanos, la cifra de 2 000 pesos, que ahora se eleva a 5 000 CUP, con el fin de facilitar el pago de los aranceles de aduana a los viajeros al regreso al país por concepto de importación de artículos y mercancías.

Hay una resolución vigente del BCC que establece como límite para la importación y exportación libre 5 000 MLC, la cual se modifica y establece la importación  libre.

Importación o exportación temporal de bienes

La Aduana General de la República, presentará una normativa que, atendiendo al tratamiento internacional del tema, actualiza el tratamiento para la importación o exportación temporal de bienes por los viajeros a su entrada o salida del país que son, generalmente, materiales profesionales, como herramientas de montaje, comprobación, reparación de máquinas, equipos específicos con fines científicos, instrumentos y equipos empleados por artistas, conferencistas, deportistas,  entre otros.

Dichas mercancías deben estar destinadas para un propósito específico y ser reexportadas o reimportadas dentro de un plazo determinado, sin sufrir modificaciones, salvo  su depreciación normal. 

La nueva norma establece que la solicitud es realizada por los  viajeros ante la autoridad aduanera en el momento de su paso por la frontera, momento en que la aduana   realiza una evaluación expedita de esa solicitud considerando que la persona no haya presentado incumplimiento de la normativa aduanera, y que la facilidad no constituya una forma de intentar evadir el pago de los impuestos aduaneros.

La vigencia de la facilidad se otorga en correspondencia con el tiempo de permanencia del pasajero en el territorio nacional o en el extranjero, según corresponda, y puede ser prorrogada a solicitud del viajero.

Igualmente dictamina que todo bien o artículo puede importarse o exportarse temporalmente siempre que no constituya efectos personales; no se encuentren expresamente prohibidas su importación o exportación o sujetas a requisitos especiales; no esté sujeto a un procedimiento por infracción administrativa aduanera, y no sea de fácil descomposición u objeto de consumo.

Autorizan importación sin carácter comercial de motores marinos por personas naturales

Una nueva norma autoriza la importación sin carácter comercial de motores marinos por personas naturales cubanas y extranjeras residentes permanentes en el territorio nacional; como novedad, significa la posibilidad de agilizar los trámites  y que este permiso se obtenga de forma más expedita, para lo cual los mismos se realizarán en las Capitanías de Puerto donde estén inscritas la embarcaciones, cuyos motores no deben exceder los diez caballos de fuerza; se debe presentar en el momento de la extracción del motor en la aduana, el permiso de importación emitido por la Capitanía de Puerto.

Normas de importación y exportación de determinados productos médicos

Se han dado a conocer modificaciones respecto a la prohibición de importación y exportación de determinados productos que pudieran ser dañinos para la salud por parte de viajeros internacionales, referidos a medicamentos, drogas estupefacientes, psicotrópicos y sustancias de efecto similar a las drogas de uso médico; vacunas; hemoderivados; equipos y dispositivos médicos, y otros similares.

Ello responde a las regulaciones internacionales aprobadas en materia aduanera y de drogas que impactan en la efectividad sobre el control y enfrentamiento del tráfico internacional de este tipo de sustancias, así como a las directrices para el tratamiento a viajeros internacionales emitidas por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes.-

Estas normas tienen la intención de lograr un tránsito en fronteras más seguro y expedito, y un control efectivo de las entradas y salidas de estos productos al territorio nacional y flexibilizan la transportación de sustancias fiscalizadas por viajeros que las requieran para tratamiento médico, al tiempo que actualiza y unifica el tratamiento en frontera por las diferentes modalidades establecidas en el tráfico internacional.

Determinan la autorización a los viajeros internacionales, previamente a su arribo al país, para transportar en su equipaje acompañado, los preparados farmacéuticos que contengan sustancias fiscalizadas para el cumplimiento de tratamiento médico prescrito y en las cantidades que se correspondan con este propósito.

Las normas establecen, las cantidades de productos a importar o exportar, así como la presentación de documentación médica en los casos en que se requiera avalar su indicación. Hasta ahora, estaba totalmente prohibida la entrada de estos productos al país, en casos excepcionales, con autorización del Ministerio de Salud Pública.

Algunos de los medicamentos fiscalizados (estupefacientes y psicotrópicos) son: morfina, codeína, metilfenidato, alprazolam, clordiazepóxido, entre otros.

Son fármacos con efectos similares: Amitriptilina,  Carbamazepina, Desipramina, Flufenazina, Homatropina colirio, Imipramina, Levomepromazina, Lidocaína (crema, jalea o spray), Tioridazina, Trifluoperazina; de estos se permiten hasta 100 tabletas y tres frascos o tubos sin presentar documentación médica.

Esta norma no limita la regulación vigente para la importación de medicamentos e insumos médicos libre de aranceles.

Se libera la exportación no comercial de todas las marcas y vitolas de tabacos mecanizados

El Ministerio de la Agricultura se propone aprobar  un proyecto de Resolución que contiene las regulaciones y requisitos para la exportación sin carácter comercial del tabaco torcido, y libera la exportación de todas las marcas y vitolas de tabacos mecanizados al excluirlos de las regulaciones.

Estipula que los viajeros pueden llevar consigo, o en su equipaje acompañado, hasta 20 unidades de tabaco torcido sueltas,  y hasta 50 unidades de tabaco torcido totalmente a mano contenidas en sus envases originales, sin necesidad de presentar factura.

La norma no establece límite de cantidades para la exportación de tabaco cubano torcido a mano por viajeros, siempre que se presente la factura de compra del establecimiento designado para esa función y cumplan los requisitos en cuanto a atributos de sus envases originales.

Las regulaciones referidas a exportación e importación de bienes culturales

La resolución que actualmente regula la exportación e importación de bienes culturales es de 1994, por lo que esta nueva propuesta actualiza, reordena, facilita y transparenta estos procesos.

Las novedades al respecto son: se precisa de manera más clara el ámbito de competencia de cada instancia reconocida; se actualizan los términos regulatorios para los diferentes bienes culturales reconocidos en la norma; se exime de permiso de exportación la pintura de aficionados, así como otros bienes culturales con menos de 50 años de antigüedad, salvo aquellos que se exceptúan en la propia resolución.

Por otra parte, se faculta a los funcionarios del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural en frontera a emitir permisos de exportación para un limitado grupo de bienes que se definen en la resolución y ofrece más flexibilidad al Consejo Nacional de Patrimonio Cultural para actualizar las regulaciones cada año.

Parámetros clave para definir si el bien es o no exportable, son, si es patrimonio cultural de la nación, a lo cual se suman otros elementos como valor, antigüedad y excepcionalidad.

Para la exportación o importación de un bien cultural integrante del patrimonio cultural de la nación o regulado por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, la persona natural o jurídica, cubana o extranjera, queda obligada a solicitar el certificado de exportación o importación al Consejo Nacional de Patrimonio Cultural o las instancias territoriales.

La mayor de las Antillas combate la falsificación y el tráfico ilícito de bienes culturales, y ese es un elemento de peso en la resolución, que a la par, mantiene como esencial, el cuidado del patrimonio cultural de la nación y ofrece a los ciudadanos herramientas, pues por primera vez se expondrá claramente qué facultades tiene cada uno de los actores respecto al bien del que se trate.

En sentido general, todas estas nuevas regulaciones se adoptan en cumplimiento de estándares internacionales, y refrendadas en acuerdos y convenios internacionales de los que Cuba es signataria.

Texto: Redacción Bienvenidos

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate