Los viajeros que arriben a Cuba a partir del próximo  día 6 de abril ya no tendrán la obligación de presentar  test de antígeno o PCR-RT negativos realizados en el país de origen, así como el certificado de vacunación anti-COVID-19 como parte del Control Sanitario Internacional.

Lo anterior fue divulgado hoy por un comunicado del Ministerio de Salud Pública de la isla que  precisa que esta eliminación se debe a la  actual situación epidemiológica internacional y nacional, resultado de la pandemia de COVID-19 y los niveles de inmunización alcanzados.

Estas modificaciones a los requisitos de entrada al país, no inciden en la toma de muestra para estudio de SARS CoV-2 (gratuito)  que de forma aleatoria se practicará en  viajeros en los puntos de entrada,  en dependencia del volumen de vuelos  o entrada de embarcaciones y la situación sanitaria  del país de  procedencia.

De resultar positivo el PCR se activarán los protocolos vigentes en la isla  para el control clínico-epidemiológico de la enfermedad.

Igualmente se mantendrán  inalterables medidas tales como  uso obligatorio de la mascarilla en todos los puntos de entrada al país, la desinfección de las manos y superficies, así como las precauciones adoptadas para garantizar el distanciamiento social.

Texto: Redacción Bienvenidos