El subsecretario de Prevención de Salud Pública de México, Hugo López-Gatell, consideró « muy buena» la vacuna cubana Abdala, en sus dos formatos: para adultos y niños,  en el encuentro diario con la prensa que el mandatario del país azteca, Andrés Manuel López Obrador, sostiene diariamente en el Palacio Nacional.

López-Gatell, reiteró, en su intervención que México nunca se ha opuesto a vacunar niños, y añadió: «terminamos de inmunizar a los de mayor riesgo hasta llegar a menores de cinco años en adelante, y hemos activado la gestión para obtener la vacuna infantil mediante el mecanismo Covax de la ONU, pero no ha puesto en oferta la vacuna especifica infantil».

Aseguró también que su nación ha gestionado con los laboratorios Pfizer, y podrán entregarle el inmunógeno para los más pequeños en el segundo semestre de este año. «Pero no es solo la Pfizer, hay otras muy buenas como la cubana Abdala, con la cual ese país ha inmunizado ya al 96 por ciento de sus niños desde los dos años. Nosotros no consideramos en esta etapa desde esa edad, pero Abdala es una excelente opción y ya se ha usado en otros países ».

Seguidamente precisó que Abdala está en proceso de evaluación en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) incluida la de los niños, «y consideramos potencialmente su adquisición», afirmó.

Explicó que la permisión sanitaria de Cofepris favorece que se use un producto seguro en México «y con su ayuda lo que hacemos es anticiparnos a un proceso de regulación sanitaria que lleva sus tiempos», esclareció.

Agregó, que «es lo que sucede con la vacuna cubana Abdala para adultos que está en ese proceso en Cofepris, y con la del esquema para niños pudiera surgir una autorización, pero lo que precipita su uso son nuestros esquemas de vacunación».

El subsecretario de Prevención de Salud Pública de México reiteró que  la Secretaría de Salud de México sí vacunará a niños, y  previamente ha   cumplido un señalamiento consistente desde 2020, de dar un orden a la inmunización comenzando por las personas de mayor riesgo, es decir vacunar primero al adulto mayor,  y a las personas con enfermedades crónicas que les debilitan el sistema inmune.

A continuación se inmunizará por edades hasta llegar a los más jóvenes cumpliendo con la evidencia técnica de que los menores entre cinco y 11 años de edad son los de menos riesgos de complicarse e incluso de morir.

Comentó igualmente, que se había ampliado el esquema de vacunación, primero con los bosquejos básicos empezando de arriba abajo en edad y personas de mayor riesgo como los niños y adolescentes con comorbilidades a quienes se vacunan desde hace cinco meses.

Texto: Redacción Bienvenidos