A consecuencia del fatídico accidente acaecido el pasado viernes en el Hotel Saratoga de La Habana se reportan  hasta el momento 42 fallecidos, entre ellos, la ciudadana española Cristina López-Cerón Ugarte, de 29 años y natural de Viveiro (Lugo),  quien se encontraba de vacaciones en la capital cubana junto a su novio,  César Román Santalla, quién aún se encuentra  hospitalizado por lesiones.

Cristina López-Cerón y César Román  Santalla, este de la localidad coruñesa de As Pontes, paseaban ante el  Hotel Saratoga, en el propio momento de  la explosión; al parecer ella falleció en el acto, y él fue trasladado urgentemente hacia el hospital Calixto García, donde fue intervenido quirúrgicamente  por varios traumatismos sufridos por la onda expansiva. 

En la actualización que las autoridades sanitarias cubanas brindaron en horas del mediodía de hoy  respecto a los lesionados y fallecidos, se dio a conocer que César Román, permanece en estado grave pero con una evolución favorable y está   atendido por un  equipo multidisciplinario.

En relación a la fallecida, el gobierno español ha reiterado la intención de  acelerar lo máximo  posible  todos los plazos necesarios  para su repatriación y esperan que esta semana pueda llevarse a cabo el triste trámite.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez,  lamentó el deceso de Cristina López-Cerón, y la situación de gravedad en la que se encuentra César Román. 

El día 7 de mayo, el mandatario publicó en sus redes sociales: «Todo nuestro cariño para sus familias y las de todas las víctimas y heridos. Nuestro apoyo también al pueblo cubano».

Texto: Redacción Bienvenidos