Mediante un comunicado, el Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció hoy que quedarán sin efecto algunas medidas contra Cuba que habían sido aprobadas durante el mandato de Donad Trump.

El actual gobierno de los Estados Unidos, encabezado por el presidente Joe Biden, ha decidido permitir el restablecimiento de vuelos comerciales a todas las provincias de Cuba, y suspender el límite de mil dólares por trimestre para las  remesas que emigrados cubanos  sistemáticamente envían a sus familiares que permanecen en la Isla; el comunicado asegura que el actual gobierno estadounidense  «apoyará las remesas de donaciones a los empresarios cubanos, con el objetivo de empoderar aún más a las familias para que se apoyen entre sí y para que los empresarios amplíen sus negocios».

Igualmente, el texto da a conocer que se incrementarán los servicios consulares y el procesamiento de visas. «Facilitaremos que las familias visiten a sus parientes en Cuba y que los viajeros estadounidenses autorizados se relacionen con el pueblo cubano, asistan a reuniones y realicen investigaciones».

Por otra parte el comunicado aclara que estas medidas, tienen como propósito apoyar al pueblo cubano, incluido el restablecimiento del Programa de Libertad Condicional para la Reunificación Familiar Cubana (CFRP, por sus siglas en inglés), y alentar «el crecimiento del sector privado de Cuba apoyando un mayor acceso a los servicios de Internet, las aplicaciones y las plataformas de comercio electrónico de los Estados Unidos», a través de la apertura de «nuevas vías para los pagos electrónicos y para las actividades comerciales estadounidenses con empresarios cubanos independientes, incluso a través de un mayor acceso a las microfinanzas y la capacitación».

El gobierno cubano, a través de un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, declaró  en la noche de hoy, que estas nuevas decisiones de la administración Biden son  «un paso limitado en la dirección correcta (…) Hoy el Gobierno de Estados Unidos anunció varias medidas, positivas pero de alcance muy limitado, con respecto a Cuba en materia de visas, migración regular, vuelos a provincias, remesas y ajustes a las regulaciones para transacciones con el sector no estatal».

A la par, señala  la nota de la cancillería cubana, que la mayor de las Antillas está dispuesta a entablar negociaciones con EE.UU., «sin injerencia en los asuntos internos y con pleno respeto a la independencia y la soberanía».

Texto y Fotos: Redacción Bienvenidos