Santiago de Cuba, caribeña y festiva
Santiago de Cuba, caribeña y festiva
Santiago de Cuba, caribeña y festiva
Santiago de Cuba, caribeña y festiva
Santiago de Cuba, caribeña y festiva
Santiago de Cuba, caribeña y festiva
Santiago de Cuba, caribeña y festiva

Tierra viva, tórrida y dada a los festejos, esta es, de todas las provincias de la isla antillana, donde más se enfatiza el carácter hospitalario, alegre y desenfadado de la gente. Su identidad caribeña se revela en la amalgama de culturas que la conformaron, en la música popular, en sus manifestaciones folklóricas y en las deliciosas comidas tradicionales que allí se degustan.

Habitantes, música, historia y rico acervo cultural hacen de Santiago una singular región del archipiélago cubano. Su capital provincial está llena de atractivos: acogedoras playas, amplios centros urbanos, una exuberante naturaleza y fondos marinos de gran riqueza natural y arqueológica.

Ubicada entre las altas montañas del oriente y el mar Caribe, es la segunda ciudad en importancia de la isla. Fundada en 1515 por el Adelantado español Diego Velázquez, Hernán Cortés fue su primer alcalde y en ella radicó la capital del país, hasta que tal privilegio le fue otorgado a La Habana.

Fiesta de pasiones

La risa y la sandunga viven en los genes de los santiagueros, hijos legítimos de esta tierra musical. En esta provincia del oriente cubano, el jolgorio está en todas partes y es que es la cuna del son, el bolero, la trova tradicional y la conga, por ello es lógico percibir esa festiva sensación que permanece en el aire. Son estas las razones por las que no existe mejor sede para la Fiesta del Fuego que Santiago de Cuba, así cada mes de julio, con el comienzo de la temporada estival, la tesorera de lo mejor del espíritu y la identidad musical cubana, viste sus calles de apasionadas fiestas, donde el baile y la música lo invaden todo.

Lugares santiagueros

Santiago posee la casa más antigua de América, construcción considerada única de su tipo en la América hispana y que, según actas históricas, fuera residencia del Adelantado Diego Velázquez en el siglo XVI. Entre los atractivos de la provincia se hallan el Castillo de San Pedro de la Roca, ejemplo de la ingeniería militar renacentista en el siglo XVII y actualmente, Patrimonio Cultural de la Humanidad; la Basílica del Cobre, donde se venera a la Virgen de la Caridad –Patrona de Cuba; el Parque Baconao, Reserva de la Biosfera y las ruinas de asentamientos cafetaleros franceses -también declaradas Patrimonio de la Humanidad. Santiago cuenta, además, con la primera mina de cobre, a cielo abierto, de todo el continente americano.

Exuberante naturaleza

Impresionante y cautivadora, la naturaleza santiaguera alterna verdes durante todo el año y regala a la vista, espacios admirables. Su relieve, la variedad de su flora y fauna; los altos niveles de endemismo y conservación de sus especies animales y vegetales, la hacen un destino magnífico para el ecoturismo. La cordillera de la Sierra Maestra, donde se encuentra el Parque Nacional Turquino, la mayor altura del país: el Pico Real del Turquino y el Paisaje Natural Protegido La Gran Piedra, son lugares para disfrutar la naturaleza.

Y es que Santiago es como una sinfonía, que se vuelve más intensa cuanto más se conoce y a medida que se le va descubriendo, surgen más razones para desandarla, respirarla y llevarla prendida al alma, porque en ella, todo es magia.

Textos: Bienvenidos / Fotos: Archivos Bienvenidos