Pasadas las doce del mediodía de hoy se pudo apreciar una disminución del humo y se pudo acceder al epicentro del incendio de la Base de Supertanqueros de Matanzas; se trabaja intensamente para abrir el paso a las fuerzas especializadas en esta jornada fundamental en el combate contra el siniestro.

El general de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín, viceministro primero de las FAR y miembro del Buró Político del Partido,  declaró en la mañana a la prensa nacional: «Hay que esperar, pero la cosa mejora », aunque continúa el fuego que los bomberos combaten desde diferentes flancos, al igual que  los helicópteros de las Fuerzas Armadas. 

Las acciones actuales tienen como propósito mantener el flujo constante de agua pues es imprescindible la presencia sistemática por tiempo prolongado de este líquido para luego trabajar por extinguir  definitivamente los reductos de incendios que quedan.

Según declaraciones del  Teniente Coronel Alexander Ávalos Jorge, segundo jefe del Departamento Nacional de Extinción del Cuerpo de Bomberos de Cuba, ayer se realizaron solo acciones defensivas, pero hoy las fuerzas pasaron a operaciones ofensivas y defensivas al mismo tiempo, principalmente en tres sectores de combate donde se protege la Terminal 320 de productos claros, el grupo de electrógenos y los cuatro tanques que quedan de 50 mil metros cúbicos, lugar más peligroso por su capacidad y volumen.

La batalla que se está librando está encaminada a  evitar que las llamas alcancen esta área pero dio a conocer que tanto el grupo electrógeno como los depósitos permanecen intactos, no han sufrido daños y están a buen recaudo.

Añadió el segundo jefe del Departamento Nacional de Extinción del Cuerpo de Bomberos de Cuba que «todavía es un gran incendio», aún no se puede acceder a la batería de tanques incendiada y no se puede evaluar la situación en que se encuentran, aunque se supone estén muy  deteriorados.

Cercano al mediodía atracaron  dos buques bomberos de la Armada Mexicana en la rada matancera; las naves trasladaron un helicóptero, una bomba de agua de gran potencia y otros  recursos para contribuir a sofocar las llamas que aún persisten.

Igualmente llegaron otros tres aviones, desde este país que trasportan productos que se van a utilizar de inmediato en el combate por reducir la combustión, fundamentalmente espuma retardante.

Desde la nación azteca ya han arribado más de 44 mil litros en total de esta espuma retardante, y más de 150 mangueras para dispersar la espuma y el agua,  y dos bombas especiales para el lanzamiento de la espuma.

Se comunicó  por parte del ministro de Salud Pública de Cuba, José Angel Portal Miranda en redes sociales, que  cuando   concluyan las labores de enfriamiento de los tanques y se extinga el incendio, se procederá a la extracción de las víctimas del siniestro.

Especialistas de Medicina Legal del Ministerio de Salud Pública, antropólogos y miembros del Ministerio del Interior, evalúan la estrategia a adoptar una vez que cedan las llamas en la Base de Supertanqueros, y estos equipos puedan comenzar a realizar su trabajo.

Está pronosticado la ocurrencia de  lluvias para esta jornada lo que puede favorecer, junto a la reducción de la fuerza de los vientos,  la liquidación de las llamas del considerado por los expertos como el incendio de mayores proporciones en la historia de la mayor de las Antillas.

Texto: Redacción Bienvenidos

Foto: Ismael Francisco/AP.