El incendio en la Base de Supertanqueros de Matanzas fue finalmente controlado  en el día de ayer y en esta jornada continúan en él las labores de liquidación de este desastre que provocó el fallecimiento hoy del joven bombero Elier Correa, que se encontraba hospitalizado en estado crítico extremo por las  severas  quemaduras recibidas en el enfrentamiento al siniestro.

Correa, con solo 24 años, residía en la provincia Granma,  y resultó herido gravemente mientras cumplía con su misión en la primera línea de combate al fuego, a pesar de que se encontraba de descanso ese día, pues  determinó unirse al comando de sus compañeros.

«Mami, yo soy el primero en la fila, no tengo miedo», fue este el mensaje que dejó el graduado de la Escuela Nacional de Bomberos en La Habana, a su mamá, desde el terreno.

El Cuerpo de Bomberos de Cuba informó que el incendio está controlado y en proceso de liquidación. En el tanque uno están extinguidas las llamas y en el dos se terminó de apagar el fuego esta mañana.

Las autoridades precisaron, a la par, que no hay posibilidades de que se propague el incendio, ni de que surjan nuevas explosiones.

Hasta el presente han sido atendidos en  instituciones de salud de  Matanzas y de La Habana  130 personas; se han dado  el alta médica a 108 pacientes y se han informado dos fatales decesos;    23 lesionados se mantienen hospitalizados, cuatro  en estado crítico, dos graves, y 17 se reportan de cuidados.

Se ha dado a conocer que en  las próximas 48 horas deben estar listas las condiciones para   acceder a la zona del incendio para  comenzar el proceso de identificación de los restos de las personas desaparecidas durante esta catástrofe sin antecedentes en la historia del país caribeño.

Por su parte el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente,  comunicó que en las imágenes del radar se observa una disminución de la visibilidad del humo proveniente del incendio, y que el monitoreo del aire confirma que la contaminación ambiental ha disminuido.  

Texto: Redacción Bienvenidos