La cadena española Meliá Hotels International inaugurará los hoteles Meliá Trinidad Península,  en la playa María Aguilar, y Sol Caribe Beach,  en Varadero, en el primer semestre del venidero año 2023, con lo que la cifra de las instalaciones que operará en  Cuba llegará a  34, localizadas en nueve destinos preferidos por los viajeros.

De estas se encuentran en funcionamiento 20, y a partir del  primero de noviembre, para celebrar la temporada alta del turismo en Cuba, reabrirán los que aún se mantienen cerrados al público.

El Sol Caribe Beach, Todo Incluido cuatro estrellas, con 393 habitaciones situadas en edificios de hasta cinco niveles, anuncia su apertura para el primero de enero del cercano año; será una instalación respetuosa del medio ambiente, que dispondrá de una franja de incomparable playa de fina arena,   aguas transparentes y poco profundas, en  la considerada segunda mejor playa del mundo, y a poca distancia se encuentra el Centro de Convenciones Plaza América y el afamado   Varadero Golf Club.

Hotel Meliá Trinidad Península

Por su parte el Meliá Trinidad Península, cinco estrellas, con una planta exclusiva The Level  y  401  confortables habitaciones, recibirá  a sus clientes a partir del primero de mayo del 2023, ofreciéndoles, entre sus atractivos, la posibilidad de recorrer  la cercana ciudad de Trinidad, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Estará ubicado entre el mar y las montañas de la Sierra del Escambray, y preparado para acoger a parejas, familias y a los interesados en el turismo de eventos y circuitos, pero ofrecerá sus servicios, igualmente, a todo tipo de clientes con la promesa de satisfacer sus expectativas.

Los directivos de Meliá Cuba han dado a conocer que este será «un hotel bastante moderno, pero que respetará en su arquitectura y servicios la esencia de la región, que es una de las más pintorescas de Cuba». 

A la par, la prestigiosa cadena española compartió que ha contratado a la consultora The Raben Group para poder observar y actualizar las políticas de sanciones comerciales, que aún continúan vigentes del Gobierno Trump a Cuba, en lo referente a las hoteleras españolas que operan en la Isla; dicha compañía   estará monitoreando los posibles cambios legislativos en las políticas de Estados Unidos.

Texto: Redacción Bienvenidos