Mansión Xanadú «Mar, golf y hotel boutique»
Mansión Xanadú «Mar, golf y hotel boutique»
Mansión Xanadú «Mar, golf y hotel boutique»
Mansión Xanadú «Mar, golf y hotel boutique»
Mansión Xanadú «Mar, golf y hotel boutique»
Mansión Xanadú «Mar, golf y hotel boutique»
Mansión Xanadú «Mar, golf y hotel boutique»
Mansión Xanadú «Mar, golf y hotel boutique»
Mansión Xanadú «Mar, golf y hotel boutique»

Majestuosa y legendaria, se erige la Mansión Xanadú sobre la colina de San Bernardino en el famoso balneario Varadero. Una maravilla arquitectónica que desde los años treinta, encanta con su exuberante belleza y magnífica posición frente al mar, en un elevado punto de la península de Hicacos.

Visitar la icónica edificación de tres plantas, que fuera residencia del multimillonario franco-estadounidense Irénée Dupont, es un viaje al Varadero histórico. Supone encontrase con la magia de un diseño espectacular, marcado por el glamour y el buen gusto.

El estilo ecléctico, la elegancia de su estructura y decoración, las maderas preciosas y los mármoles que la conforman, conceden a la propiedad una hermosura única que cautiva. Destaca su alto grado de conservación pues durante décadas, se ha mantenido gran parte de su inmobiliario original, así como la estructura fundacional de esta Joya de la arquitectura matancera, declarada Monumento Nacional.

Constituye Club House del Varadero Golf Club, único campo de 18 hoyos en el país. Referente en esta práctica deportiva por su diseño atendiendo a los más altos estándares internacionales y la estructura moderna y competitiva que lo distingue. A ello se suma la belleza del paisaje que lo circunda y la imponente Mansión que lo acompaña.

Asimismo, la también conocida como Casa Dupont, acoge un lujoso hotel que sobresale por su belleza y confort. Está conformado por seis habitaciones dobles y dos sencillas, acogedoras y refinadas. Las ocho tan únicas que ostentan sus propios nombres: Samuel Taylor, Genghis Khan, Ireneé, Kublai Khan, Marco Polo, Oasis, Samrakanda y Kalifa. En sus balcones, en consonancia con la brisa marina se aprecian las fascinantes vistas al campo de golf y el mar, formando la más hermosa mezcla de tonalidades.

La excelencia gastronómica es otro de los atractivos de la emblemática mansión. Un restaurante especializado, terrazas y salones, donde los visitantes pueden disfrutar de exquisitos platos de la cocina francesa e internacional, con el perfecto maridaje: un impresionante panorama.

Desde la tercera planta, el pintoresco Bar Mirador deleita con la variedad de gustosas bebidas y la coctelería cubana e internacional. Desde las alturas, propone disfrutar de un idílico entorno donde el encuentro entre la playa y al campo, regalan el deslumbrante contraste del turquesa y verde intenso.

En el sótano, luces tenues, olor a madera y un fastuoso ambiente afrancesado dan la bienvenida una cava de vinos, que preserva el estilo de este sitio donde el magnate conservara su selecta colección.

Además de estos servicios, la infraestructura y localización de la casa, la convierten en espacio ideal para la celebración de eventos, reuniones, bodas y banquetes. De igual forma, los amantes del turismo de sol y playa encuentran en este enclave, un escenario perfecto para relajarse y descubrir los encantos marinos que distinguen Varadero.

La Mansión Xanadú es confluencia de experiencias, sensaciones, aromas, sabores y vistas seductoras. Es elegancia, historia y magia, es una estancia de ensueño, un inolvidable viaje en el tiempo.

Textos y fotos: Bienvenidos