Como parte de la edición 38 de la Feria Internacional de La Habana (Fihav 2022) sesionó en el recinto ferial Expocuba el V Foro de Inversiones y Presentación sobre Inversión Extranjera, en el cual un panel abordó las oportunidades, en este sentido,  para los cubanos residentes en el exterior.

Cuba ha tomado la decisión soberana, con vistas al desarrollo de la economía nacional, de otorgar al capital extranjero un papel activo y fundamental; a propósito los profesionales que intervinieron en dicho panel declararon como premisa que la Isla tiene las puertas abiertas para todos aquellos compatriotas que radican en otras latitudes y desean invertir en su país natal.

Con el propósito de articular la inversión extranjera con la Estrategia de Desarrollo y promover nuevas oportunidades de negocios y eliminar las trabas, Cuba ha realizado  un grupo de actualizaciones en las políticas y normas para atraer el capital foráneo, entre las que destacan    la posibilidad de asociación con personas jurídicas no estatales;    la participación mayoritaria extranjera permitida en todos los sectores, excepto la extracción de recursos naturales y la prestación de servicios públicos;   eliminación de la política restrictiva respecto al establecimiento de cuentas bancarias en el exterior,   y la participación de la inversión extranjera en el comercio interior, tanto mayorista como  minorista , con el objetivo de  captar recursos financieros, ampliar el acceso a mercados de suministros y obtener métodos gerenciales avanzados, tecnología y técnicas de mercadotecnia con el fin de lograr una oferta estable de mercancías y mejorar la eficiencia del comercio en Cuba.

Estas medidas  están encaminadas a garantizar el flujo adecuado de estos negocios que priorizan los sectores de turismo,   alimentos,   transporte,   servicios profesionales,   comercio,  construcción,  industrias,   energía renovable,   biotecnología y   salud,   informática y   minería

Después de la aprobación en el año  2014 de la Ley 118 de la Inversión Extranjera, se han concretado 272 nuevos negocios fuera de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, y 51 dentro de esa área. De esta cifra, 104 son en la modalidad de empresas mixtas, 161 contratos de Asociación Económica Internacional y 56 de capital totalmente extranjero.

El monto de inversión asciende a más de 10 000 millones de dólares y los negocios se han hecho con compañías de más de 40 países.

Se conoció en el encuentro que se aprecia un interés progresivo de empresarios cubanos radicados en otros países por invertir en Cuba, principalmente en el sector del comercio; están  autorizadas ya 50 empresas, para ser suministradoras o clientes de exportaciones cubanas, aunque  prácticamente es un comercio en una sola vía, es decir suministradores, y un alto por ciento de estos suministradores están asociados con empresas del sector no estatal.

Algunos de los empresarios cubanos resientes en el exterior, participantes de este panel,  compartieron sus experiencias e instaron al resto de los presentes  a invertir en Cuba y contribuir así al desarrollo del país; de igual forma otros recordaron los obstáculos y limitaciones  para esta actividad que se derivan del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por  EEUU a la mayor de las Antillas.

Uno de los oradores llamó la atención de la necesidad de, no solo suministrar a Cuba los productos que necesita si no de apoyar la exportación de producciones y materas primas  cubanas hacia el exterior.

Por otra parte otro empresario cubano americano, subrayó la obligatoriedad de eliminar las trabas y mecanismos burocráticos que en muchas ocasiones impiden el buen desarrollo de los negocios de inversión y de favorecer los proyectos de inversión a pequeña escala que pueden ser negocios familiares.

Este inversor ofreció datos actualizados; en estos momentos en EEUU  residen 3,8 millones de cubanos, de los cuales un estimado arroja que a más de 2 millones le interesaría de alguna manera invertir en Cuba, lo cual constituiría una enorme fuente de recursos para la Isla.

Hubo coincidencia entre los participantes en que el futuro de las relaciones de la Isla con los cubanos residentes en el exterior es la participación más amplia de estos en los procesos de desarrollo económico que están teniendo lugar en el país.

En cuanto a esta idea se puntualizó que cada día más la política migratoria favorece que la inmensa mayoría de los cubanos  que residen en el exterior tengan también residencia en la Isla y se subrayó que el cubano residente en el exterior que esté involucrado en un proyecto de inversión y que mantenga su residencia en Cuba, no es un inversor extranjero, es un cubano involucrado en un proyecto de inversión en la mayor de las Antillas.

Se informó además que las medidas que se están adoptando están dirigidas a facilitar la participación en primer lugar de los cubanos que mantengan su vínculo con Cuba y que se aprecia un interés creciente de los cubanos radicados en el exterior por lo que está ocurriendo en el país.

En lo que va del año 2022 se han recibido más de 200  proyectos presentados por ciudadanos cubanos residentes fuera del país, que supera la cifra  de los que se propusieron en 2019;  los mismos proceden de 26 países y están vinculados  16 sectores de la economía, entre ellos el agroalimentario, turismo, transporte, y la energía renovable que se corresponden con las prioridades del país.

Texto y Fotos: Redacción Bienvenidos