Calidoscopio

Hemingway y Cuba

La primera vez que Hemingway visitó La Habana fue algo eventual. Estaba por cumplir 29 años y el vapor inglés en el que viajaba con su esposa Pauline Pfeiffer, con destino a Key West, hizo una breve escala en el puerto de La Habana. Comenzaba la primavera del año 1928, era primero de abril -hace justamente 94 años-. La estancia fue efímera y en medio de sus deseos por llegar al puerto de destino, nunca imaginó que esta isla le atraparía el alma.

Continúe leyendo